Accidente obliga a hacer Boda en el Hospital, Respeto por los principios divinos

Febrero 7 de 2006
Mary Jimenez
maryjimenez@gannett.com
Deanna Stewart Gieger había previsto usar un vestido de novia para su boda el sábado, pero cuando su prometido Ben Gieger fue llevado la noche de viernes al hospital después de un accidente de tres vehículos, él fue el único que usaba un traje de boda, que se llevó a cabo el domingo en el hospital LSU en Shreveport.
“No era lo que planeamos, pero es el mismo resultado,” dijo el lunes la novia de 19 años de edad a un lado de la cama del hospital de su nuevo esposo. El novio, que sufrió fractura en una cadera, la mandíbula, y múltiples contusiones y laceraciones más pequeñas, sonrió y besó la mano de su esposa.
“Somos testigos de Jehová y el matrimonio es muy importante para nosotros,” dijo Gieger de 21 años, un electricista de Garison Electric. “Queríamos que Deanna pudiera pasar la noche en el hospital conmigo y tomar el cuidado de mí en casa. Sabíamos que necesitaríamos estar casados para que eso fuera apropiado.”
Después de salir de una cena de ensayo alrededor de las 8 P.M. el viernes, Gieger, que se dirigía a su despedida de soltero, fue golpeado en un costado por un vehículo deportivo-utilitario Jeep que se pasó una luz roja. El Hyundai de Gieger, que quedó en dirección norte en Youree Drive, entonces fue golpeado por detrás por otro vehículo.
Gieger no recuerda el accidente. Pero Deanna, que llegó a la escena inmediatamente después que fue llamada por los paramedicos, vio a Gieger en shock pero aún hablando.
“El coche fue comprimido y él tenía sangre en toda su cara, pero él se preocupó por saber si la gente en los otros coches estaban bien,” dijo Deanna. “Pero más adelante fue como una conversación circular.”
Los planes para la boda del sábado en Shreveport Country Club, con unos 230 invitados de todo el país, fueron cancelados.
“Iba a ser una boda hermosa por lo que podíamos hacer,” dijo la mamá de Deanna, Candy Kirkpatrick. “Pero las enfermeras y el personal en el hospital fueron maravillosos. La única decoración que tenían era una guirnalda de Pascua y la colocaron en el pie de su cama.”
Un arreglo floral de la tienda del hospital, las tazas del jugo de la cafetería, helado de su doctor y el pastel o la torta de la boda hecha ya para el sábado fueron utilizados para la ocasión.
El padre de Gieger, Wendell, ministro testigo de Jehová, realizó la ceremonia que fue atestiguada por cerca de 15 personas, incluyendo las damas de honor, los amigos del novio y la familia.
Además de decir “Sí” el novio hizo un gesto más sobresaliente para demostrar su amor para su nueva esposa — pidió se le quitara la medicación para el dolor por horas antes del acontecimiento.
“En armonía con los lineamientos para que la ceremonia sea legal, Ben tuvo que estar con su mente clara,” dijo Kirkpatrick. “Por lo tanto él permaneció sin la medicación para el dolor hasta que se casaron a las 2 de la tarde.”
La pareja vivirá en Bossier City, pero permanecerán en Coushatta con los padres de Gieger durante su recuperación. También están planeando una luna de miel en Hot Springs, Arkansas.

http://www.shreveporttimes.com/apps/pbcs.d…0330/-1/KATRINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *