Archivos de la categoría Testigos de Jehová

¡¡Iorana Ngaruhoa!!

Lorana Ngaruhoa

¡¡Iorana Ngaruhoa!!

Quiero hacerte este regalo. Es un regalo muy especial procedente de nuestros hermanos de Rapa Nui (Isla de Pascua)

Jehová ha llegado a todas partes, e Isla de Pascua no ha sido la excepción.

¡¡Iorana Ngaruhoa!!

A propósito, ¡¡Iorana Ngaruhoa!! significa ¡¡Saludos amigo!! en la lengua Rapa Nui, y la despedida es lo mismo que el saludo y se pronuncia tal cual lo ves, solo que la h también suena, como una j muy suave.

México es un país maravilloso.

México es un país maravilloso.
Lleno de contrastes. De colores. De culturas y de historias.
Y al igual que en el resto del mundo, los Testigos de Jehová
Mexicanos se esfuerzan por predicar en todas las diferentes áreas del
país.
De abarcar todos esos contrastes.
De escuchar todas esas historias y de enseñar en todas esas culturas.
El libro bíblico de Revelación predice que dentro de los sobrevivientes
en el Nuevo Mundo de nuestro Dios, habría “hombres y mujeres de
todas las tribus y pueblos y lenguas”
Esto constituye un reto para nuestros hermanos mexicanos, pues
aunque el 97% de la población mexicana habla el Español, -el idioma
mas hablado del país- en México se hablan aproximadamente 63
idiomas mexicanos de los cuales
, la sucursal en México ha traducido
literatura bíblica en al menos 24 idiomas.
Aquí en Mazatlán, Sin. México, nuestro reto, nuestro privilegio y
nuestra oportunidad es predicar en Mixteco, uno de los muchos
idiomas del estado de Oaxaca.
Pero, que es el Mixteco? Y por que en el estado de Sinaloa?
Pues bien, el idioma mixteco, o Tu’un sávi (que en mixteco
significa: “palabra de lluvia”) es la lengua del pueblo mixteco o ñuu
sávi.
Se trata de la cuarta lengua indígena por el número de hablantes en
México, con un total de 446.236 individuos mayores de 5 años (en el
año 2000, según el INEGI, que no contempla como indiohablantes a
los menores de cinco años; la Comisión Nacional para el Desarrollo
de los Pueblos Indígenas calcula la población mixtecohablante en
más de medio millón, que pone a esta lengua como la tercera más
hablada en el país).
El área tradicional del habla mixteca es la región conocida como La
Mixteca, un territorio compartido por los estados de Oaxaca, Puebla y
Guerrero. Sin embargo, debido a la migración causada por la extrema
pobreza de esta región, se ha extendido a los núcleos urbanos más
importantes de México
Quizas lo unico bueno de toda esta situaciación, es que finalmente
tendrán la oportunidad de conocer a Jehová, un Dios amoroso que
realmente se interesa por ellos de manera individual. Y la mejor
manera de demostrarlo, es por medio de enviarnos a nosotros, sus
siervos, a enseñarles no solo a leer y a escribir en español, sino
además, a mostrarles lo que la Biblia realmente dice. A darles una
esperanza para un futuro muy proximo y al hacer los cambios
necesarios, una vida mucho mejor en este presente…
Congregación Mixteco Mazatlan
La congregación Mixeco Mazatlán, esta formada por 50
publicadores, de los cuales, 25 son precursores regulares.
El entusiasmo, la humildad y lo mucho que trabajan los hermanos en
asuntos espirituales, son solo algunas de las características más
importantes de esta congregación y que aplican desde los adultos
hasta Celeste, nuestra hermanita de 5 años y la más pequeña de la
congregación.


Este es un campo muy especial e interesante, pues tenemos un “buffet”
de idiomas indígenas.
Dado que tenemos personas de Puebla, Veracruz, Oaxaca, Michoacán
y Chiapas -entre otros estados- aquí nos encontramos con idiomas
como: Náhuatl de Puebla, Náhuatl de Veracruz, Mixe, Tzotzil, Tzetzal,
Popoluca, Mixteco Alto, Mixteco Bajo,Tlapaneco,Triki, etc.

La mayor a de las personas tienen un corazón muy lindo y están
interesadas en aprender. Hace algunos días, me encontré con Obdulia
una mixteco quien después de escucharme leer un texto de la Biblia
en su idioma, comento: “Hablas muy bien mixteco! Pero no te entendí
nada…!” mmm…
Y si! Ese es otro reto al que nos enfrentamos en estos campos. Debido
a la fragmentación del territorio mixteco, el idioma se ha separado en
varios dialectos (seis según la CDI, más de treinta según el Instituto
Lingüístico de Verano) y en la mayoría de las veces estos dialectos son
ininteligibles entre sí.
Generalmente, lo que hacemos es llegar y saludar en mixteco. Si la
persona no nos entiende, tratamos con otra versión de la misma
expresión, si sigue sin entendernos, volvemos a tratar con las
expresiones que tenemos en los diferentes dialectos. A veces, no
logramos comunicarnos en su idioma. En muchas otras, le
preguntamos como es que se dice tal o cual cosa en su propia versión
del idioma -y así es como vamos aumentando nuestro vocabulario en
diferentes idiomas y dialectos.

Ahora bien, vale la pena tanto esfuerzo?
En verdad necesitan escucharnos estas personas?
Bueno, perm tanme contarles solo 4 experiencias í de las muchas que
enfrentamos cada vez que vamos a predicarles.
Primero, tenemos a don Maurilio y su familia. Don Maurilio tiene
aproximadamente 40 años y decidió aprender a leer y escribir. La
última vez que los hermanos le visitaron, Petra, su esposa trato de
acercarse un poquito para escuchar lo que estudiaban.
Antes de hacer la oración, el hermano Valdés le comento a Petra que
iba a dirigirse a Dios, que si había algo en especial que quería que le
pidieran a Jehová.
Ella, después de guardar silencio por unos momentos, comento:
“Si. Quiero pedirle a Dios que examine el corazon de mi esposo. Que
lo ayude a aprender lo que este estudiando para que deje de
emborracharse y cambie y para que podamos ser una familia feliz.
El Hno. Valdez comenta que lo que mas le impresiono de esta
situación, fue la honestidad, sinceridad y humildad con la que Petra
se dirigio a el para orar a Jehová.
Tambien tenemos a Natalia. Natalia es Tlapaneca otra de las etnias indígenas con las que nos
encontramos alla
Cuando llegamos a predicarle, puso mucha atención a todos y cada
uno de los dibujos del folleto “Disfrute” que le mostrabamos. Entonces,
le preguntamos:
“Eres Casada?”
“Noooo!” me contesto “yo no me quiero casar NUNCA!”
Obviamente, nos pareció muy extraña su reacción, por lo que al
preguntarle el porque, ella dijo:
“Yo quiero ser feliz. Yo no quiero que mi esposo me golpee así como
golpean a mi hermana. El es muy celoso. La trata muy mal. A veces,
ella dura mucho sin comer. Y yo le digo, “come” pero ella no quiere
por que esta muy triste. Y yo no quiero eso para mi. Yo quiero ser
feliz!!
Natalia tiene 16 años, pero a su corta edad, ya se ha dado cuenta del
tipo de vida que le espera si hace lo mismo que su hermana, su mama
y su abuela. Lo interesante es que ella no desea hacerlo. Ella quiere
cambiar su vida, y en una sociedad tan machista como en la que ella
vive, en donde la mujer solo “sirve” para dos cosas; trabajar y tener
hijos, obviamente, ella no encaja.

Al aprender sobre la amorosa promesa b blica de í devolver la vida a
nuestros seres queridos que han muerto, su reacción fue muy notoria.
Pego un salto y sus ojos se abrieron mucho más de lo normal, hasta
que pregunto:
“Que dices?”
Tratamos de explicarle lo que la Biblia realmente dice, en al menos 6
maneras diferentes. Usando diferentes ejemplos. Utilizando diferentes
palabras –mas simples cada vez- y aun así, ella parecía no entender,
hasta que nos cuenta de que si entendía nuestras palabras pero le
parecía cerca de imposible que –tal y como la Biblia lo promete-
Jehová y Jesús prometen despertar de su profundo sueño a muchos de
los que hoy están muertos.
Quiere conocer a Natalia?
Además esta Don José.
Andrés nos cuenta que después de varios estudios con don José, el le
pidió que el siguiente domingo vinieran muy temprano pues había
algo que quería mostrarles.

Al llegar ese domingo, Andrés se presento unos minutos antes de la
hora acordada pero Don José aun no hab a í llegado. Los niños le
dijeron que se había ido a trabajar mucho más temprano pues quería
estar a tiempo para hablar con Andrés.
Cuando Don José llego, le dijo a Andrés:
“Desde que empecé a estudiar contigo decidí empezar a estudiar con
mi familia, así es que cada vez que estudiamos yo estudio con ellos.
Quiero que nos veas y me digas si lo estoy haciendo bien o lo estoy
haciendo mal”
Y para finalizar, permítanme contarles sobre Agriana
Su nombre real es Adriana, pero a sus 7 años, le es difícil
pronunciarlo correctamente. Su mama murió algunos meses tras,
mientras daba a luz a su 7 hijo. Su papa, decidió regalar al bebe
recién nacido a la doctora que les atendió, pues no podía cuidarlo.
Así es que Agriana, solo tiene que encargarse de cuidar a sus 5
hermanitos mas pequeños que ella.
El día Sábado, llegamos como a las 5 p.m. a ese campo. Ella aun
esperaba a que su papa llegara del trabajo para poder “desayunar”
de acuerdo con lo que vimos, desayunar algo muy cerca de nadaToda la familia es muy pobre y su padre ha dicho que con mucho
gusto dar a sus hijos en adopci n si alguien les á ó puede dar una mejor
vida que la que ellos tienen ahí.
El lunes, llegamos a su casita.
En cuanto nos vio, se metió y corriendo nos trajo dos cajas de plástico
–muy pesadas para su edad- y que con mucha dificultad acomodo
para que nos pudiéramos sentar.
Nos escucho muy atentamente todo lo que teníamos que decirle.
Sus pequeños ojitos, brillaban cada vez que veía los dibujos de gente
feliz y sonriente –así como Jehová nos promete que nos sentiremos
muy pronto bajo su Reino-
Es impresionante ver como a su pequeña edad, tiene una vida tan
difícil y tanta necesidad de escuchar sobre Jehová y sus promesas.
Seguiremos enseñando lo que la Biblia dice y orando por Agriana, sus
hermanitos y su Papa, en ocasiones, eso es lo único que podemos
hacer, pero es también, lo único que realmente necesitan.
Por favor, conozcan a Agriana.

Como veran, todas estas personas necesitan mucho y necesitan de
todo.
Pero lo mas importante, necesitan conocer las respuestas a lo que
seguramente todos los días se preguntan… necesitan saber lo que la
Biblia realmente contesta a todos sus “por que?”
Necesitan también, aprender sobre Jehová. Un dios amoroso que
realmente se interesa por ellos. Que no los ve como el resto del mundo
los ve o los trata, y que ya ha hecho arreglos para que muy pronto, los
mixtecos, junto con todas las personas del resto del mundo, podamos
disfrutar de las múltiples bendiciones que su Reino traerá.
Así es que, cuando dejaremos de predicar a los mixtecos? O en este
caso, cuando dejaremos de predicar al resto del mundo?
Hasta que Jehová lo decida.
Y ese dia, esperamos, se pueda cumplir en nosotros lo que dice Mateo
25:21 “Bien hecho esclavo bueno y fiel (…) entra en el gozo de tu
amo”
De Alex y Ana
Para mas información sobre nuestras creencias, visita:
http://www.watchtower.org/

Commémoration de la mort du Christ le 9 avril 2009.

Les Témoins de Jéhovah vous invitent à assister à la Commémoration de la mort du Christ le 9 avril 2009.

Chaque année, les Témoins de Jéhovah commémorent l’anniversaire de la mort du Christ.
Cette année, l’anniversaire aura lieu le jeudi 9 avril après le coucher du soleil (18:00).
Nous vous encourageons à vous joindre à nous l’occasion de rappeler la portée de l’histoire.

La commémoration aura lieu dans toutes les salles du Royaume des Témoins de Jéhovah.
Pour plus d’informations sur le lieu et l’heure, demandez les Témoins de Jéhovah de votre région.

L’entrée est totalement gratuite.

Austria: los Testigos de Jehová liberado del servicio militar por el Tribunal de Derechos Humanos

Autriche: Témoins de Jéhovah libérés du service militaire par la Cour des droits de l’homme
30-03-2009
La Cour européenne des droits de l’homme a reconnu que trois membres des Témoins de Jéhovah devaient être libérés de leur obligation de service militaire et de service civil, en raison de leur statut religieux.

Le ministère autrichien de l’Intérieur avait considéré les trois personnes comme des objecteurs de conscience, mais les avait contraints à effectuer un service civil.

Bien que les trois Témoins de Jéhovah en question effectuent au sein de leur communauté religieuse des «tâches d’aide» en tant qu’«Anciens», leur statut de religieux qui les faisait échapper au service militaire ne leur était plus reconnu.

Selon le droit autrichien, seuls sont libérés du service militaire les religieux qui sont en fonction dans des communautés religieuses reconnues de droit public. Ceux-ci sont aussi libérés du service civil.

D’après la loi autrichienne toujours, la communauté des Témoins de Jéhovah possède dans le pays un statut qui ne lui permet pas de prétendre constituer une véritable communauté reconnue comme telle. Pour ses pasteurs, la libération du service militaire n’est pas valable.

Violation de la liberté de religion

Les juges de Strasbourg ont vu dans la décision de Vienne une violation de l’article 9 (sur la liberté de religion) et de l’article 14 (sur l’interdiction de la discrimination) de la Convention européenne pour la protection des droits de l’homme.

Ils ont admis que les Témoins de Jéhovah ne devaient pas être l’objet de discriminations. Pour la Cour, il ne saurait être question que seuls des membres de certaines communautés religieuses soient libérés du service militaire.

L’Etat autrichien est en outre condamné à verser 4’000 euros à chaque plaignant pour dommages et intérêts et pour les frais de procédure.

La communauté des Témoins de Jéhovah en Autriche s’était déjà adressée l’année dernière à la Cour européenne pour protester contre les lois de la République d’Autriche.

Le 31 juillet 2008, les juges de Strasbourg estimaient déjà que le droit autrichien à l’égard de la reconnaissance des communautés religieuses s’opposait au droit européen. Elle déclarait que le statut de «communauté religieuse reconnue par l’Etat» ne devait pas être refusé aux Témoins de Jéhovah. Plus de 21’000 Témoins de Jéhova vivent en Autriche.

http://www.bonnenouvelle.ch/20090330948/breves/autriche-les-temoins-de-jehovah-liberes-du-service-militaire-par-la-cour-des-droits-de-l-homme.html

Comemoração será no dia 9 de Abril 2009

Jesus instruiu seus seguidores a comemorarem um evento especial, em memória do sacrifício da sua vida em favor de toda a humanidade.

Ele disse: Persiste em fazer isso em memória de mim – Lucas 22:19

Esta comemoração será no dia 9 de Abril 2009 após o pôr-do-sol.

Procure um salão do reino ou uma Testemunha de Jeová mais próxima e saiba o horario na sua localidade.

Você não pode perder esta ocasiao memorável !

Memorial / Commemoration of Jesus’s death (Thursday, April 9, 2009)

Memorial / Commemoration of Jesus’s death (Thursday, April 9, 2009)

Jesus instructed his followers to remember, or commemorate, one special event – the sacrifice of his perfect human life. (John 3:16) On the night before he died, Jesus shared in a last supper with apostles, during which he told them: “Keep doing this in remembrance of me.” – Luke 22:19.

This year, the anniversary falls on Thursday, April 9, 2009, after sundown.

Más de mil Testigos aprenderán a “Vencer el mal con el bien” en su Asamblea de Circuito

Más de mil Testigos aprenderán a “Vencer el mal con el bien” en su Asamblea de Circuito

Se calcula que 1500 personas procedentes de Catamarca capital así como del interior, acudirán al predio ferial de nuestra ciudad, para asistir a una asamblea de dos días que tratará sobre donde encontrar guía confiable para enfrentar los problemas de la sociedad actual los días 28 y 29 de marzo del corriente año.

El sábado 28 de marzo comenzará a las 9:40 la asamblea que los testigos de Jehová celebrarán en el predio ferial de nuestra ciudad. Todo el que desee puede asistir a la Asamblea de Circuito “Sigamos venciendo el mal con el bien”. No se cobrará la entrada ni se harán colectas.

El programa mostrará: Cómo la Tecnología, la recreación y aun la educación mal dirigidas pueden tener un efecto nocivo en la comunidad. También se expondrá el discurso publico “Pronto acabará la maldad”.

Los Testigos que forman las dieciséis congregaciones locales prevén una excelente asistencia. También esperan dar la bienvenida a numerosos asistentes que no son Testigos, pues la información práctica que se presentará es útil para todos.

Hay casi 7.000.000 de Testigos en todo el mundo distribuidos en más de 101.000 congregaciones. El año pasado asistieron más de 12.000.000 de personas a las 3200 asambleas de distrito que los Testigos celebraron por todo el mundo.

http://www.diarioc.com.ar/inf_general/Mas_de_mil_Testigos_aprenderan_a_-Vencer_el_mal_con_el_bien-_en_su_Asa/115548

Conmemoración de la Muerte de Cristo (Jueves 9 de abril de 2009)

Todos los años, los testigos de Jehová conmemoramos el aniversario de la muerte de Cristo con una ceremonia sencilla. Este año, el aniversario será el jueves 9 de abril después de la puesta del sol (6:00 p.m. en adelante). Le animamos a reunirse con nosotros para recordar la ocasión más señalada de toda la historia.

La conmemoración será realizada en todos los Salones del Reino de los Testigos de Jehová. Para más información sobre el lugar y el horario, preguntar a los testigos de Jehová de su localidad.


Conmemoración de la muerte de Cristo el 9 de abril de 2009

Los últimos días de Jesús en la Tierra

ES EL séptimo día del mes judío de Nisán del año 33 E.C. Imagínese que usted está observando lo que sucede en la provincia romana de Judea. Jesús y sus discípulos han salido de Jericó, una ciudad de exuberante vegetación, y suben con dificultad por un camino polvoriento y serpenteante. Como ellos, muchos viajeros más van rumbo a Jerusalén con ocasión de la celebración anual de la Pascua. Sin embargo, los discípulos de Cristo están pensando en algo más que en esta agotadora caminata.

Los judíos anhelan un Mesías que los libre del yugo romano. Muchos consideran que Jesús de Nazaret es ese Salvador por tanto tiempo esperado. Durante tres años y medio se ha dedicado a hablar del Reino de Dios. Ha curado a los enfermos y ha alimentado a los hambrientos. En efecto, ha consolado a la gente. Pero a los caudillos religiosos los irrita la dura denuncia que Jesús hace de ellos, y están desesperados por darle muerte. Aun así, allá va subiendo por el reseco camino delante de sus discípulos con aire resuelto (Marcos 10:32).

Mientras el Sol se pone detrás del monte de los Olivos, Jesús y sus compañeros llegan al pueblo de Betania, donde pasarán las siguientes seis noches. Allí los reciben sus amados amigos Lázaro, María y Marta. El fresco anochecer les alivia del calor del viaje y señala el inicio del sábado 8 de Nisán (Juan 12:1, 2).

9 de Nisán

Después del sábado, hay mucho movimiento en Jerusalén. Miles de visitantes ya han llegado a la ciudad para observar la Pascua. Pero hay más bullicio del acostumbrado en esta época del año. Multitudes curiosas caminan a toda prisa por las estrechas calles que conducen a las puertas de la ciudad. Cuando logran abrirse paso por las abarrotadas puertas, ¡qué vista les espera! Muchas personas, radiantes de alegría, vienen bajando del monte de los Olivos por el camino de Betfagué (Lucas 19:37). ¿Qué significa toda esta actividad?

Jesús entra en Jerusalén montado en un asno

¡Miren! Jesús de Nazaret viene montado sobre un pollino de asna. La gente tiende sus prendas de vestir en el camino delante de él, mece palmas recién cortadas y grita con gozo: “¡Bendito es el que viene en el nombre de Jehová, sí, el rey de Israel!” (Juan 12:12-15).

Al acercarse la multitud a Jerusalén, Jesús mira la ciudad y se conmueve profundamente. Se pone a llorar, y lo escuchamos predecir su destrucción. Cuando, poco después, llega al templo, enseña a las muchedumbres y sana a los ciegos y los cojos que acuden a él (Mateo 21:14; Lucas 19:41-4447).

Estos sucesos no pasan inadvertidos para los sacerdotes principales y los escribas. ¡Cómo los irrita ver las obras maravillosas de Jesús y el júbilo de las muchedumbres! Los fariseos, incapaces de ocultar su indignación, exigen: “Maestro, reprende a tus discípulos”. “Les digo —contesta Jesús—: Si estos permanecieran callados, las piedras clamarían.” Antes de irse, Jesús observa los tratos comerciales que se efectúan en el templo (Lucas 19:39, 40; Mateo 21:15, 16; Marcos 11:11).

10 de Nisán

Jesús vuelca las mesas de los cambistas del templo

Jesús llega temprano al templo. Ayer, no pudo menos que indignarse al ver la flagrante comercialización de la adoración de su Padre, Jehová Dios. Con gran celo, pues, se pone a echar del templo a los que compran y venden en él. Luego vuelca las mesas de los avaros cambistas y los bancos de quienes venden palomas. “Está escrito —exclama Jesús—: ‘Mi casa será llamada casa de oración’, pero ustedes la hacen cueva de salteadores.” (Mateo 21:12, 13.)

Los sacerdotes principales, los escribas y los hombres más prominentes no soportan las acciones y la enseñanza pública de Jesús. ¡Cómo ansían darle muerte! Pero se retienen a causa de la muchedumbre, pues el pueblo está atónito ante su enseñanza y sigue “colgándose de él para oírle” (Lucas 19:47, 48). Al acercarse la noche, Jesús y sus compañeros disfrutan de la agradable caminata de regreso a Betania, donde descansarán hasta el día siguiente.

11 de Nisán

Temprano por la mañana, Jesús y sus discípulos ya están cruzando el monte de los Olivos camino a Jerusalén. Cuando llegan al templo, los sacerdotes principales y los ancianos no tardan en desafiar a Jesús. Recuerdan bien lo que hizo a los cambistas y comerciantes en el templo. Sus enemigos preguntan con malevolencia: “¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿Y quién te dio esta autoridad?”. “Yo, también, les preguntaré una cosa —responde Jesús—. Si me la dicen, yo también les diré con qué autoridad hago estas cosas: El bautismo por Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres?” Los opositores consultan entre sí en voz baja, razonando: “Si decimos: ‘Del cielo’, nos dirá: ‘Entonces, ¿por qué no le creyeron?’. Sin embargo, si decimos: ‘De los hombres’, tenemos la muchedumbre a quien temer, porque todos tienen a Juan por profeta”. Perplejos, contestan débilmente: “No sabemos”. Jesús responde con calma: “Tampoco les digo yo con qué autoridad hago estas cosas” (Mateo 21:23-27).

“Una cueva de salteadores”

A JESÚS le sobraban razones para decir que aquellos comerciantes avariciosos habían transformado el templo de Dios en “una cueva de salteadores” (Mateo 21:12, 13). A fin de pagar el tributo del templo en la moneda debida, los judíos y los prosélitos procedentes de otras tierras habían de cambiar su dinero extranjero. En su libro La vida y los tiempos de Jesús el Mesías, Alfred Edersheim explica que los cambistas solían abrir sus puestos por todo el país el 15 de Adar, un mes antes de la Pascua. A partir del 25 de Adar, se trasladaban al recinto del templo de Jerusalén para aprovecharse de la enorme afluencia de judíos y prosélitos. Los tratantes tenían un negocio floreciente, pues cobraban una comisión por cada moneda que cambiaban. El que Jesús los llamara salteadores deja entrever que sus comisiones eran tan cuantiosas que en la práctica estaban robando a los pobres.

Algunos no podían llevar sus propios animales para sacrificio, y los que lo hacían tenían que presentarlos ante un inspector en el templo para que los examinara, pagando una cantidad. Para no arriesgarse a que se rechazara el animal tras haberlo acarreado desde lejos, muchos compraban a los comerciantes corruptos del templo uno “aprobado” levíticamente. “A más de un pobre aldeano lo desplumarían allí a conciencia”, dice un historiador.

Existen pruebas de que en un tiempo el sumo sacerdote Anás y su familia tuvieron intereses creados en relación con los comerciantes del templo. Los escritos rabínicos hablan de “los bazares de los hijos de Anás” allí establecidos. Las sumas que percibían de los cambistas y de la venta de animales en los terrenos del templo eran una de sus principales fuentes de ingresos. Un biblista comenta que el acto de Jesús de desalojar a los comerciantes “fue no sólo dirigido contra el prestigio de los sacerdotes, sino también contra sus bolsillos”. Sea como fuere, sin duda sus enemigos deseaban eliminarlo (Lucas 19:45-48).

Los enemigos de Jesús tratan ahora de entramparlo logrando que diga algo por lo cual puedan hacer que se le arreste. “¿Es lícito —preguntan— pagar la capitación a César, o no?” “Muéstrenme la moneda de la capitación”, replica Jesús, y pregunta: “¿De quién es esta imagen e inscripción?”. “De César”, responden. Jesús los deja frustrados al decir con claridad a oídos de todos los presentes: “Por lo tanto, paguen a César las cosas de César, pero a Dios las cosas de Dios” (Mateo 22:15-22).

Habiendo silenciado a sus enemigos con una argumentación irrefutable, Jesús pasa a la ofensiva ante las muchedumbres y sus discípulos. Escúchele denunciar sin temor a los escribas y fariseos. “No hagan conforme a los hechos de ellos —advierte—, porque dicen y no hacen.” Pronuncia con denuedo una serie de ayes sobre ellos y los denuncia como guías ciegos e hipócritas. “Serpientes, prole de víboras —dice Jesús—, ¿cómo habrán de huir del juicio del Gehena?” (Mateo 23:1-33.)

El que Jesús haga estas duras denuncias no significa que pase por alto las cualidades positivas de otras personas. Más tarde, ve a la gente echando dinero en las alcancías del templo. ¡Qué conmovedor es observar a una viuda necesitada dar todo su medio de vida: dos monedas pequeñas de muy poco valor! Enternecido, Jesús señala que, de hecho, ella ha dado mucho más que todos los que han echado grandes contribuciones “de lo que les sobra”. En su honda compasión, Jesús concede gran valor al esfuerzo de quien hace todo lo que está a su alcance (Lucas 21:1-4).

Jesús ahora sale del templo por última vez. Algunos de sus discípulos comentan sobre la magnificencia de este, que está “adornado de piedras hermosas y cosas dedicadas”. Para la sorpresa de ellos, Jesús declara: “Vendrán los días en que no se dejará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada” (Lucas 21:5, 6). Mientras salen de la atestada ciudad siguiendo a Jesús, los apóstoles se preguntan qué habrá querido decir con estas palabras.

Pues bien, un poco más tarde, Jesús y sus apóstoles se sientan y disfrutan de la paz y tranquilidad del monte de los Olivos. Mientras contemplan la magnífica vista de Jerusalén y el templo, Pedro, Santiago, Juan y Andrés procuran que Jesús les aclare su asombrosa predicción. “Dinos —solicitan—: ¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?” (Mateo 24:3; Marcos 13:3, 4.)

En respuesta, el Gran Maestro da una profecía verdaderamente notable. Vaticina guerras a gran escala, terremotos, escaseces de alimento y plagas. Además, predice que las buenas nuevas del Reino se predicarán por toda la Tierra. “Entonces —advierte— habrá gran tribulación como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder.” (Mateo 24:7, 1421; Lucas 21:10, 11.)

Los cuatro apóstoles escuchan atentamente mientras Jesús explica otras facetas de ‘la señal de su presencia’. Recalca la necesidad de ‘mantenerse alerta’. ¿Por qué? “Porque —dice— no saben en qué día viene su Señor.” (Mateo 24:42; Marcos 13:33, 3537.)

Este ha sido un día inolvidable para Jesús y sus apóstoles. Es, de hecho, el último día del ministerio público de Jesús antes de su arresto, juicio y ejecución. Puesto que se hace tarde, regresan a la cercana Betania, situada al otro lado de la colina.

12 y 13 de Nisán

Jesús pasa el 12 de Nisán con tranquilidad en compañía de sus discípulos. Es consciente de que los guías religiosos ansían con desesperación darle muerte, y no desea que interfieran con la celebración de la Pascua la noche siguiente (Marcos 14:1, 2). Al día siguiente, el 13 de Nisán, la gente está ocupada haciendo los preparativos finales para la Pascua. En las primeras horas de la tarde, Jesús envía a Pedro y a Juan a poner todo en condiciones para la Pascua, que observarán en un cuarto superior de Jerusalén (Marcos 14:12-16; Lucas 22:8). Poco antes del atardecer, Jesús y los otros diez apóstoles se reúnen con ellos allí para su última celebración de la Pascua.

14 de Nisán, después de la puesta del Sol

Jesús lava los pies de sus discípulos

Una delicada penumbra envuelve Jerusalén al atardecer, cuando la luna llena empieza a elevarse por encima del monte de los Olivos. En un cuarto grande amueblado, Jesús y los doce están reclinados a una mesa preparada. “En gran manera he deseado comer con ustedes esta pascua antes que sufra”, dice Jesús (Lucas 22:14, 15). Después de un rato, a los apóstoles les sorprende verlo levantarse y poner a un lado sus prendas exteriores. Toma una toalla y una palangana con agua y se pone a lavarles los pies. ¡Qué lección más inolvidable de servicio humilde! (Juan 13:2-15.)

Sin embargo, Jesús sabe que uno de estos hombres, Judas Iscariote, ya ha quedado en traicionarlo a los guías religiosos. Como es comprensible, se aflige mucho. “Uno de ustedes me traicionará”, revela. Los apóstoles se contristan mucho por ello (Mateo 26:21, 22). Después de la celebración de la Pascua, Jesús dice a Judas: “Lo que haces, hazlo más pronto” (Juan 13:27).

Una vez que Judas se ha ido, Jesús instituye una cena para conmemorar su inminente muerte. Toma un pan sin levadura, ofrece una oración de gracias, lo parte y dice a los once que coman de él. “Esto significa mi cuerpo —dice— que ha de ser dado a favor de ustedes. Sigan haciendo esto en memoria de mí.” Entonces toma una copa de vino tinto y, después de decir una bendición, se la pasa a ellos y les dice que beban de ella. Luego agrega: “Esto significa mi ‘sangre del pacto’, que ha de ser derramada a favor de muchos para perdón de pecados” (Lucas 22:19, 20; Mateo 26:26-28).

Esa noche trascendental, Jesús enseña a sus apóstoles fieles muchas lecciones valiosas, entre ellas la importancia del amor fraternal (Juan 13:34, 35). Les asegura que recibirán un “ayudante”, el espíritu santo, el cual les hará recordar todas las cosas que él les ha dicho (Juan 14:26). Más tarde esa misma noche, sin duda se sienten muy animados al escuchar a Jesús orar por ellos con devoción (Juan, cap. 17). Después de entonar canciones de alabanza, salen del cuarto superior y siguen a Jesús en aquella noche fresca y ya avanzada.

Jesús ora encarecidamente a Dios

Jesús y sus apóstoles cruzan el valle de Cedrón rumbo a uno de sus lugares preferidos, el jardín de Getsemaní (Juan 18:1, 2). Mientras los apóstoles esperan, Jesús se aleja un poco a fin de orar. No puede describirse con palabras la tensión emocional que siente al elevar a Dios una encarecida petición de ayuda (Lucas 22:44). Le es sumamente angustiante tan solo pensar en el oprobio que acarrearía a su amado Padre celestial si fallara.

Casi inmediatamente después de que Jesús concluye su oración, llega Judas Iscariote acompañado de una muchedumbre que lleva espadas, garrotes y antorchas. “¡Buenos días, Rabí!”, dice Judas, besándolo tiernamente. Esta es la señal para que los hombres arresten a Jesús. De pronto, Pedro empuña la espada y le corta una oreja al esclavo del sumo sacerdote. “Vuelve tu espada a su lugar —dice Jesús mientras sana la oreja del hombre—, [...] todos los que toman la espada perecerán por la espada.” (Mateo 26:47-52.)

Jesús enfrenta cargos por blasfemia

¡Todo sucede con tanta rapidez! Se arresta y se ata a Jesús. Los apóstoles, temerosos y confundidos, abandonan a su Amo y huyen. A Jesús se le lleva ante Anás, el anterior sumo sacerdote, y luego ante Caifás, el sumo sacerdote actual, para someterlo a juicio. A primeras horas de la mañana, el Sanedrín presenta falsos cargos de blasfemia contra Jesús. Luego Caifás hace que lo lleven ante el gobernador romano Poncio Pilato. Este lo envía a Herodes Antipas, el gobernante de Galilea, quien, junto con sus guardias, se burla de él y lo envía nuevamente a Pilato. Este confirma su inocencia, pero los caudillos religiosos lo presionan para que condene a Jesús a muerte. Después de someterlo a mucho maltrato verbal y físico, llevan a Jesús al Gólgota, donde se le clava sin misericordia a un madero de tormento, en el cual sufre una muerte sumamente dolorosa (Marcos 14:5015:39; Lucas 23:4-25).

Esta habría sido la mayor tragedia de la historia si la muerte de Jesús hubiera puesto fin permanente a su vida. Felizmente, tal no fue el caso. El 16 de Nisán de 33 E.C., sus discípulos quedaron atónitos al descubrir que se le había levantado de entre los muertos. Con el tiempo, más de quinientas personas comprobaron que estaba vivo de nuevo. Además, transcurridos cuarenta días a partir de su resurrección, un grupo de seguidores fieles lo vio ascender al cielo (Hechos 1:9-11; 1 Corintios 15:3-8).

La vida de Jesús y usted

¿Qué incidencia tienen en usted y, de hecho, en todos nosotros, estos sucesos? Pues bien, el ministerio, la muerte y la resurrección de Jesús ensalzan a Jehová Dios y son fundamentales en el desenvolvimiento de su gran propósito (Colosenses 1:18-20). Son de vital importancia para nosotros, ya que, sobre la base del sacrificio de Jesús, podemos recibir el perdón de nuestros pecados y, por consiguiente, disfrutar de una relación personal con Jehová Dios (Juan 14:6; 1 Juan 2:1, 2).

Hasta los muertos reciben beneficios. La resurrección de Jesús hace posible que se les traiga de nuevo a la vida en el prometido Paraíso terrenal de Dios (Lucas 23:39-43; 1 Corintios 15:20-22). Si usted desea saber más acerca de tales asuntos, lo invitamos a asistir a la Conmemoración de la muerte de Cristo el 9 de abril de 2009, en un Salón del Reino de los Testigos de Jehová de su localidad.

http://www.watchtower.org/s/19980315/article_01.htm

Respetemos la autoridad de Jehová

¿Con qué asocia los antiguos nombres de Coré, Datán y Abiram? Seguramente con una rebelión. ¿Recuerda contra qué se rebelaron? Contra la autoridad divina. Los detalles de esta trágica historia se encuentran en el capítulo 16 de Números.

En la aleccionadora escenificación del video Respetemos la autoridad de Jehová notará el conflicto que surgió entre los fieles hijos de Coré y su rebelde padre, quien se estaba poniendo en contra del Soberano del universo (Núm. 26:9-11). Este drama de la vida real debería impulsarnos a todos a desarrollar una lealtad todavía más profunda a Jehová.

Mientras ve el video, trate de reconocer las escenas en las que Coré y sus compañeros rebeldes demostraron falta de lealtad en los siguientes asuntos fundamentales:
1) ¿Cómo demostraron falta de respeto a la autoridad divina?
2) ¿De qué manera permitieron que el orgullo, la ambición y los celos influyeran en ellos?
3) ¿De qué modo se centraron en las imperfecciones de los hombres nombrados por Jehová?
4) ¿Qué actitud de queja habían adoptado?
5) ¿Por qué se sintieron descontentos con sus privilegios de servicio?
6) ¿Cómo antepusieron la amistad y las relaciones familiares a su lealtad a Dios?

Examine cómo repercuten las lecciones que enseña este drama bíblico en nuestra visión personal de la autoridad divina hoy día:
1) ¿Cómo deberíamos reaccionar ante las decisiones de los ancianos de la congregación, y por qué?
2) ¿Cómo podemos neutralizar cualquier motivación impropia que surja en nosotros?
3) ¿Cómo deberíamos responder ante las imperfecciones de quienes han sido nombrados para dirigirnos?
4) ¿Qué tendríamos que hacer si nuestro corazón empezara a evidenciar un espíritu de queja?
5) ¿Cómo deberíamos sentirnos con respecto a cualquier privilegio que hayamos recibido?
6) ¿Quiénes no deben tener nunca prioridad sobre nuestra lealtad a Dios, y cuándo podría esto convertirse en una dura prueba para nosotros?

Después de analizar esta información, ¿por qué no ve el video de nuevo? Así quedarán bien grabadas en su mente las razones por las que siempre debemos respetar la autoridad de Jehová (Sal. 18:25; 37:28).