Compromiso ‘pasado por agua’

Compromiso ‘pasado por agua’
Medio centenar de personas recibe el bautismo por inmersión total durante el congreso ‘¡Sigamos a Cristo!’ de los Testigos de Jehová Saben que es su día. Ocupan asientos de un sector de las gradas inferiores del Palacio de los Deportes, mientras Pedro Molinos -de la congregación de Totana- les dirige el discurso previo a la inmersión: ‘¡Bienvenidos al mejor camino en la vida!’ Son los 49 candidatos que van a ser bautizados en este nuevo congreso de los testigos de Jehová. En breves momentos -como indica Juan Marcos Lozano, miembro del servicio de noticias de esta asamblea- “manifestarán públicamente que quieren dedicar su vida a Dios”, que no es otra cosa que lo que supone el hecho de recibir el bautismo. Este se hace por inmersión total, según declara uno de los organizadores, porque “así fue bautizado Cristo en el Jordán”.
El más joven de los candidatos tiene 13 años; la más mayor, 79. Pero no hay una edad establecida para que un testigo de Jehová reciba el bautismo. Explica José Luis Reino, otro ‘testigo’, que “la edad del bautismo depende de la formación y madurez de la persona, que ha de querer dar el paso después de una meditación personal. Los bautizados deben tener un conocimiento; no basta con sentir ‘emociones'”. José Luis fue bautizado hace veinticinco años, a la edad de 20.
El discurso está llegando a su fin y el orador formula dos preguntas a los candidatos, en cuyas respuestas estos afirman un arrepentimiento por sus pecados y una identificación con la organización de los Testigos de Jehová. Posteriormente se reza una oración para que Jehová bendiga a los candidatos. Son las dos menos veinte y se acerca la hora de la verdad: los protagonistas se levantan y, acompañados por los acomodadores, se dirigen a los vestuarios a ponerse el traje de baño.
Sólo han pasado diez minutos cuando la piscina acoge a los primeros ‘testigos’. Los hombres preceden a las mujeres. Isaac, de 16 años, recién salido del agua, afirma que ama a Jehová y que sabe que es la Verdad. Momentos después sale de la piscina Francisco Barrio, que, a sus 77 años, es el mayor de los varones bautizados hoy. Viene de Torrevieja y ha estudiado durante nueve años antes de decidirse a dar este paso. “Tenía que haberlo hecho hace un mes y pico -puntualiza-, pero tuve una bronquitis tremenda y la doctora me dijo que lo dejara mejor para julio”. Otra de las bautizadas es Rosario Marín, de 39 años, que a partir de ahora quiere dedicarse lo máximo posible a Jehová y a predicar. “Quiero hacer público el amor que siento por Jehová y estoy totalmente convencida de que este es el pueblo de Dios”, sentencia. Cada inmersión es coronada con los aplausos de la multitud -5.300 personas-, conformada, sobre todo, por muchas familias venidas de diferentes puntos de la Región.

http://www.laopiniondemurcia.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=3008&pIdSeccion=3&pIdNoticia=65429

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *