Cuando cantes alabanzas, tienes que saber que…

MOSTREMOS APRECIO POR NUESTRAS MELODIAS DEL REINO

Ese fue el título de discurso que dio el hermao Ron Fallick, del betel de Brasil. El ha estado sirviendo como misionero desde 1951 y estuvo en el comité que preparó el cancionero “Canten alabanzas a Jehová”.

A fines de los años 70 se vio la necesidad de contar con un nuevo cancionero, puesto que algunas de las melodías antiguas tenían su origen en la cristiandad. Otras se basaban en obras de compositores clásicos como Mozart o Beethoven. Otras estaban escritas en inglés arcaíco y en algunas otras la comprensión de la verdad bíblica había cambiado.

Los hermanos siempre envían composiciones a la Sociedad, las cuales se archivan hasta el momento en que se necesite preparar un nuevo cancionero. Sin embargo, algunas de las canciones enviadas eran muy extensas o estaban en registros muy altos, lo que impedía que todos pudiéramos cantarlas.

El comité del cancionero deseaba magnificar a Jehová, de modo que 29 son acerca de Jehová, mientras que 7 en relación a Jesús.

Los cánticos también debían ser traducidos a otros idiomas. Por ejemplo, en inglés la expresión “Make the truth your own” (haz tuya la verdad) tiene 5 sílabas, pero 16 sílabas en el idioma portugués. Fue un arduo trabajo el hacer que esas expresiones calzaran.

Un miembro del betel de Brooklyn escribio la melodía No.13 “Dedicación cristiana”. Antes de conocer la verdad usaba el pelo largo y consumía drogas.

El cántico 29 “adelante testigos” fue escrito por el hermano Erick Frost en un campo de concentración en Alemania, durante la segunda guerra mundial. Una vez compuesto lo mantuvo oculto en una jaula para conejos. Fue circulado entre varios hermanos y enviada a Suiza primeramente y luego al betel de Brooklyn. Fue interpretada por primera vez en la clase de Galaad No.11, en 1948.

La melodía No.32 “De casa en casa” y la melodía No.127 “Hermanos por diez millares” fueron escritas por el hermano Harold King, quien estuvo preso en Shanghai China desde 1958 hasta 1963.

El cántico No.52 “El nombre de nuestro padre” fue escrito por un hermano de Brasil, quien era un cellista profesional.

El cántico No.82: “Las mujeres son un ejército grande” fue escrito por un precursor especial y destacado guitarrista del Amazonas.

El cántico No.154 “Jehová nuestro creador” fue escrito por una hermana y el cántico No.161 “Orémosle a Jehova cada día” fue compuesto por dos hermanos jóvenes. Los tres provienen de Jolly ol’ en Inglaterra.

El hermano Karl Klein, fue poeta, músico y cantante y escribió el cántico No.155 “Recibámonos unos a otros”. El hermano Klein formó parte del Cuerpo Gobernante. Falleció el 2 de enero de 2001. Su biografía se encuentra en La Atalaya del 1 de octubre de 1984 (versión en Inglés).

El cántico No..215 “Extendiendo misericordia a otros” tuvo que ser modificado en su música debido a que la pieza original estaba basada en una sinfonía de Beethoven.

El cántico 102: “El gozo de la resurrección” proviene de el Líbano.

El cántico 171 “La canción de victoria” es una composición de que proviene de Israel.

El cántico 220 “Nuestro paraíso presente y futuro” proviene de Hawaii. Casi te vez con el hula hula mientras lo cantas. La letra de ese cántico fue compuesta por la hermana Alene Miller (en la obra del circuito) y el hermano Charles Hao (quien dirigía la orquesta en las asambleas en los años 70 en Hilo). Ambos escribieron la letra y la música

El cántico 222 “Fija la vista en el premio” fue escrito por el hermano Ben Homer, quien también escribió “Sentimental journey” antes de ser testigo de Jehová.. Aunque hace tiempo falleció se le recueda como un hermano que gustaba de tocar el piano en las reuniones junto con otro hermano de la congregación que era músico profesional.

El hermano Fallick concluyó su discurso citando para contratapa del cancionero, donde se muestra el entusiasmo que ponen esos hombres por cantar alabanzas a Jehová. Nunca deberíamos avergonzarnos de elevar nuestras voces y abri nuestras bocas y siempre debemos recordar: Jehová escucha nuestro canto.

Fuente : Esteban y lia

52 pensamientos en “Cuando cantes alabanzas, tienes que saber que…”

  1. Aunque llevo unos cuantos años en la verdad, no me canso de
    oir los canticos del Reino, y cuando estoy en las asambleas
    me parece que como si fuera el primer dia y se me erisan los
    pelos. Ahora en estos momentos estoy en la Congregacion de
    habla Ingles y los Canticos son really beatiful. No se pueden comparar con ninguna otra musica.

    Le doy gracias a Jehova por darle el conocimiento a estos
    hermanos que han compuestos estos canticos.

    Mary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *