Editan guía para que policías conozcan ritos diversidad religiosa

Editan guía para que policías conozcan ritos diversidad religiosa

Los Mossos d’Esquadra ya tienen una guía para evitar equívocos a causa de las costumbres religiosas y gracias a la cual podrán saber, por ejemplo, que la presencia de perros en las mezquitas no es bien vista por los seguidores del Islam y del Budismo o que los hindúes consideran las autopsias una agresión.

La ‘Guía para el reconocimiento de la diversidad religiosa dirigida a los servicios policiales de Cataluña’, que hoy ha presentado la consellera de Interior, Montserrat Tura, explica, por ejemplo, que la pequeñas alfombras sobre las que oran los musulmanes no pueden pisarse con zapatos, que los sijs no pueden ponerse casco sobre su turbante o que los animistas a veces se desnudan en sus rituales.

El libro, que ha sido elaborado por una comisión de expertos de Unescocat (la delegación catalana de la Unesco), hace un repaso de las fiestas, los cultos, las costumbres, el trato personal, la relación con la muerte y los nombres del Budismo, el Cristianismo, el Hinduismo, el Islam, el Judaismo, el Sijismo, las tradiciones del Africa Subsahariana y las costumbres religiosas de China y Japón.

En Cataluña hay abiertos al público 722 lugares de culto religiosos no católicos, de los que 341 son evangélicos, 141 salones del reino de testigos de Jehová, 139 oratorios islámicos, 28 budistas, 16 hinduistas, 12 asambleas baha’i, 12 iglesias adventistas, 12 ortodoxos, 5 sijistas, 5 taoístas y 2 sinagogas judaístas.

‘Conocer los significados de los símbolos, las ceremonias y algunos de estos cultos resulta del todo necesario para no caer en tópicos y estereotipos: saber que es un ritual religioso puede ayudarnos a entender determinados comportamientos, un conocimiento necesario si queremos que nuestra sociedad sea más acogedora y respetuosa’, ha indicado la consellera.

Según Tura, ‘el conocimiento de la diversidad religiosa propia de nuestro tiempo por parte de todos los cuerpos policiales es del todo imprescindible para garantizar la convivencia entre la libertad de creencia, el derecho a la integridad moral y el libre desarrollo de la personalidad’.

‘Vivimos en una sociedad diversa, para servirla bien es necesario conocerla a fondo’, ha señalado Tura, que ha diferenciado entre ‘coexistencia sin conflictos’ y ‘convivencia’ y por ello ha señalado que es ‘imprescindible hacerse militante de la convivencia’.

Tura ha explicado que el libro ‘ayuda a entender que algunas cosas que pasan en lugares públicos no se pueden considerar temas de inseguridad, sino que son celebraciones litúrgicas’, aunque ha especificado que los límites de la religión están en ‘el respeto a la libertad de los demás y estos límites no se pueden transgredir’.

fuente-link-source

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *