EE.UU. informa sobre la libertad de religión en Cuba

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton durante la presentación del informe anual sobre la libertad religiosa.
El Departamento de Estado de Estados Unidos, en su informe anual sobre la la libertad religiosa, denunció las restricciones que el gobierno comunista de Raúl Castro impone a la libertad de culto.

Refiere que pese a que varios grupos religiosos informaron de progresos, se siguen presentando en Cuba “importantes” trabas al disfrute de esas garantías.

La Constitución de Cuba reconoce el derecho de los ciudadanos de profesar y practicar cualquier tipo de credo, pero en la realidad, el gobierno comunista impone restricciones, precisa el documento que analiza el período de julio 1, 2009, a junio 30, 2010.

Grupos religiosos son víctimas de vigilancia, infiltración y acoso en Cuba, subraya el informe. En la primavera del 2010, turbas comenzaron a hostigar a Reina Luisa Tamayo y su familia cuando trataban de ir a misa en Holguín y visitar la tumba del fallecido preso político, Orlando Zapata Tamayo.

Otras entidades religiosas se quejan de las duras regulaciones en torno a los hogares usados para ofrecer servicios religiosos.

El informe destaca que la mayoría de los líderes religiosos reportan que “recurren a la autocensura durante sus misas y homilías, porque temen que tendrán problemas con la Seguridad del Estado si critican al gobierno directa o indirectamente”. No obstante, importantes líderes católicos y santeros han criticado al gobierno comunista sin sufrir repercusiones.

Grupos como los Testigos de Jehová han tenido problemas con las normas políticas que el gobierno impone en las escuelas y universidades, y el gobierno restringe estrictamente la publicación de material impreso.

En febrero de 2010, agentes del gobierno arrestaron a dos miembros de “Creciendo en Gracia”, por distribuir panfletos que critican a la Iglesia Católica.

El primero de febrero, la Corte Suprema de Cuba ratificó la condena del pastor Omar Gude Pérez, de la Reformación Apostólica, una asociación de iglesias independientes. Está sentenciado a 6 años de cárcel bajo cargos de actividad económica ilícita y falsificación de documentos.

La esposa de Gude Pérez y fieles de la iglesia también reportaron actos de acoso. En octubre del 2009, dos pastores bautistas fueron arrestados y detenidos por dos semanas sin cargos en su contra. Habían estado llevando ayuda financiera a iglesias en Guantánamo.

En el 2009 en Camagüey, la policía arrestó a pastores evangelistas por estar en una reunión prohibida. Fueron puestos en libertad unas horas después. Ese mismo año, las autoridades amenazaron con desalojar al pastor evangélico Julio Ibáñez, por problemas en el título de su propiedad en Mariel, provincia Habana. Ibáñez dice que los cargos son falsos y motivados por las actividades religiosas en su hogar.

En el lado positivo, una variedad de grupos indicaron que hoy en día “hay menos limitaciones a la expresión política, la importación de material religioso y la libertad de viajar”.

Es más fácil obtener un permiso del gobierno para reparar un lugar de culto, “pero la construcción de nuevos complejos es difícil”, informa el texto.

El Departamento de Estado elogió las conversaciones entre el gobierno y las Damas de Blanco, quienes habían sido reprimidas cuando intentaban asistir a misa en la iglesia de Santa Rita en La Habana, donde oran por la libertad de los presos políticos. Después de las conversaciones, las Damas de Blanco pudieron realizar sus actividades en paz.

Las conversaciones del gobierno y la Iglesia también se refirieron a la situación de los presos políticos y las condiciones carcelarias en Cuba. El cardenal Jaime Ortega dijo que fue la primera vez en que el gobierno aceptó un papel de la Iglesia como mediador.

En las afueras de La Habana, fue construido el primer seminario católico en medio siglo. Los Testigos de Jehová dicen que los actos de acoso por parte del gobierno son raros y aislados. Los adventistas del Séptimo Día dicen que sus fieles suelen recibir permiso en sus centros laborales para no trabajar los sábados.

El gobierno continuó permitiendo servicios católicos en las prisiones durante Navidad y Pascuas. Algunos sacerdotes católicos han orado en público por el bienestar de los disidentes encarcelados y la Iglesia Católica lamentó públicamente la muerte de Orlando Zapata Tamayo.

El informe cita una variedad de estadísticas sobre Cuba. Hay 11 millones 500 habitantes y el 60% es católico. Membresía en iglesias protestantes es del 5% e incluye a bautistas, pentecostales, adventistas del séptimo día, presbiterianos, anglicanos, episcopales, metodistas, quakers y luteranos, entre otros.

Otras minorías son ortodoxos griegos, ortodoxos rusos, testigos de Jehová, musulmanes, judíos, budistas, baha’is y mormones.

El documento destaca que el 80% de los cubanos está involucrado en Santería y cita las estadísticas que difunden las iglesias en la isla. La Iglesia Católica estima que menos del 5% de las personas bautizadas acuden a misa regularmente.

Los pentecostales, reunidos en las Asambleas de Dios, reportan más de 100 mil miembros. Los testigos de Jehová reportan unos 92 mil miembros. Adventistas del Séptimo Día y metodistas calculan tener 30 mil miembros; anglicanos, 22 mil; presbiterianos, 15 mil; quakers, 300; y mormones, 50. Los mormones se reúnen en La Habana en recintos alquilados de otras iglesias.

La comunidad judía es de unos mil 500 fieles. La gran mayoría está en la capital. Según la Liga Islámica, hay entre 6 y 8 mil musulmanes en Cuba, pero sólo mil de ellos son cubanos.

http://www.martinoticias.com/FullStory.aspx?ID=BDD0BA8F-ACC2-48BB-92A73C5DED615FBB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *