El Testigo de Jehová baleado sigue mejorando: le dieron el alta

Pablo Albarracini llegó a la Clínica Bazterrica hace un mes y medio. Dos ladrones le habían disparado cinco tiros en el cuerpo y uno en la cabeza, y los médicos le dijeron a su hermana que se despidiera. En ese lapso, Pablo mejoró y volvió a empeorar porque un cuadro de úlceras sangrantes obligó a operarlo mientras sufría una anemia severa. Y aunque todavía tiene dos balas alojadas en el cuerpo, perdió 20 kilos y no sabe nada de la lucha de su padre por hacerle una transfusión de sangre, le dieron el alta.

Jorge Albarracín. Lo hirieron en un asalto. Ayer dejó la clínica Bazterrica.

Albarracini (38) es Testigo de Jehová y había firmado un documento en el que manifestaba su rechazo a recibir transfusiones de sangre, seguirá su recuperación en la casa de un familiar de su esposa. A su casa de San Justo, donde el 4 de mayo dos menores lo secuestraron para robarle el auto, por ahora no volverá.

Pablo mueve los brazos y las piernas, está haciendo kinesiología para recuperar su musculatura y ya no tiene la traqueotomía ni se alimenta por sonda. El disparo que le dieron en la cabeza le afectó el ojo izquierdo y tiene lo que se conoce como “visión bulto”, por lo que deberá esperar seis meses para saber si podrá recuperarla. Aunque conversa y ya sabe qué fue lo que le pasó, también deberán esperar seis meses para definir si tiene o no secuelas neurológicas.

Siempre que se mantenga estable, en dos meses podrán pensar en una cirugía reconstructiva para colocarle una placa de titanio en la hendidura que tiene el cráneo. La hendidura se debe a que, apenas ingresó a la clínica, tuvieron que quitarle una parte del cráneo para liberar la presión. Más adelante verán si es necesario extraerle la bala que tiene alojada allí, y evaluar cuánto le molesta la que quedó alojada en la pierna.

Ahora que Pablo tiene el alta y puede mirar televisión, su padre deberá contarle por qué su foto sale en los medios. Pablo todavía no sabe que su esposa, también Testigo de Jehová, peleó para que la Justicia acatara su decisión de no recibir sangre ajena. Ni que su padre llegó hasta la Corte Suprema de Justicia en su desesperación por lograr que su hijo se salve. Esta semana se lo contará. Y todos esperan que Pablo no sienta que su padre quiso violar su voluntad y lo comprenda.

http://www.clarin.com/sociedad/Testigo-Jehova-baleado-mejorando-dieron_0_724727645.html

3 pensamientos en “El Testigo de Jehová baleado sigue mejorando: le dieron el alta”

  1. pablo, aunque no nos conocemos le oramos a Jehova porque sigas recuperandote. a tu esposa la felicitamos por haberse mantenido firme. y les recordamos una vez mas que Jehova este con ustedes.

  2. hermano,PABLO,,ORAMOS PARA SE RECUPERE PRONTO Y SIGA SIRVIENDO FIEL A DIOS JEHOVA EL CUIDARA D EUSTED SIGA FIEL..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *