El verdadero amor cristiano en tiempos de necesidad

El verdadero amor cristiano en tiempos de necesidad

En los momentos de angustia, los testigos de Jehová socorren a sus hermanos y a otras personas. ¿Por qué lo hacen? Por amor, el sello de los cristianos verdaderos (Juan 13:35).

A continuación se presenta un resumen de la ayuda humanitaria que se dio a las víctimas de catástrofes ocurridas entre marzo de 2011 y mediados de 2012. Cabe destacar que a todas estas personas también se les proporcionó el apoyo emocional y espiritual de siempre. Las sucursales de los Testigos designaron comités de socorro para que se encargaran de dirigir las labores, en las cuales colaboraron las congregaciones de la zona.

Japón

Japón. El 11 de marzo de 2011, un terremoto y un tsunami causaron estragos en el norte de Japón. Las víctimas ascendieron a cientos de miles. Testigos de Jehová de todo el mundo contribuyeron generosamente a la reconstrucción con recursos y mano de obra.

Brasil. Inundaciones, derrumbes y avalanchas de lodo segaron la vida de cientos de personas. Los testigos de Jehová enviaron a la región afectada 42 toneladas de alimentos no perecederos, 20.000 botellas de agua, 10 toneladas de ropa y 5 toneladas de productos de limpieza, así como medicamentos y otros artículos.

República del Congo. Un total de 32 hogares de testigos de Jehová sufrieron daños debido a las explosiones ocurridas en un depósito de armas. Cuatro de esos hogares fueron completamente destruidos. Las familias damnificadas recibieron alimento y ropa, además de alojamiento en hogares de otros Testigos.

República Democrática del Congo. Se entregaron medicamentos a los enfermos de cólera, y ropa a las víctimas de las inundaciones causadas por las lluvias torrenciales. Asimismo se brindó atención médica y se distribuyeron semillas de cultivo y toneladas de ropa a quienes estaban en campos de refugiados.

Venezuela. Tras fuertes lluvias que causaron inundaciones y deslizamientos de tierra, los comités de socorro ayudaron a 288 Testigos afectados y construyeron más de cincuenta viviendas. Además, están ayudando a personas cuyos hogares se ven amenazados por la subida del nivel del lago de Valencia.

Filipinas

Filipinas. Después de que unos tifones dejaran inundada una parte del país, la sucursal envió comestibles y ropa a los damnificados. Y cuando las aguas bajaron, los Testigos de la zona colaboraron en las tareas de limpieza.

Canadá. En la provincia de Alberta ocurrió un gran incendio forestal que afectó a la congregación Slave Lake. Las congregaciones vecinas enviaron una considerable suma de dinero para costear los trabajos de limpieza. Como no hacía falta tanto dinero, la congregación donó más de la mitad para ayudar a las víctimas de desastres en otras partes del mundo.

Costa de Marfil. Antes, durante y después de un conflicto bélico que hubo en el país se proporcionaron víveres, albergue y atención médica a los necesitados.

Fiyi. Una gran inundación causada por fuertes lluvias afectó a 192 familias de Testigos. Como la mayoría perdió sus granjas —su principal medio de vida—, se les suministraron víveres.

Ghana. Cuando la lluvia anegó la región oriental del país, se ayudó a las víctimas con alimento, semillas y nuevos hogares.

Estados Unidos. Tras el paso de unos tornados, 66 hogares de Testigos en tres estados sufrieron daños y 12 quedaron destruidos. Aunque la mayoría de los afectados ya habían contratado un seguro, se les ofreció ayuda para la reconstrucción.

Argentina. En el sur del país, las cenizas volcánicas causaron daños a las viviendas. Las congregaciones de los testigos de Jehová prestaron ayuda a los damnificados.

Mozambique. A más de mil afectados por una sequía se les suministró alimento.

Nigeria. Se brindó ayuda económica a más de veinte Testigos que resultaron heridos tras un accidente de autobús. También se tendió una mano a muchos que viven en el norte del país y que tuvieron que dejar sus hogares debido a enfrentamientos étnicos y religiosos.

Benín. Las víctimas de una terrible inundación recibieron medicamentos, ropa, mosquiteros, agua y hospedaje.

República Dominicana

República Dominicana. Tras el paso del huracán Irene, varias congregaciones brindaron recursos a los damnificados y colaboraron en la reparación de hogares.

Etiopía. Dos zonas fueron afectadas por la sequía, y una por las inundaciones. Se enviaron fondos a las tres.

Kenia. Las víctimas de la sequía recibieron ayuda económica.

Malaui. Se socorrió a los refugiados en el campo de Dzaleka.

Nepal. Tras un derrumbe, el hogar de una Testigo quedó en muy mal estado. Se le dio un hogar provisional, y la congregación del lugar le brindó apoyo.

Papúa Nueva Guinea. Unos delincuentes incendiaron ocho hogares de Testigos. Ya se han organizado las labores de reconstrucción.

Rumania. A algunos Testigos que perdieron sus hogares en una inundación se les ayudó a reconstruirlos.

Malí. Debido a la sequía, hubo malas cosechas en el país. De la vecina Senegal se recibieron fondos para quienes quedaron sin alimento.

Sierra Leona. Médicos Testigos llegaron de Francia para atender a sus hermanos de zonas que habían sido azotadas por la guerra.

Tailandia. Unas devastadoras inundaciones asolaron varias provincias. Las brigadas de socorro limpiaron y repararon 100 casas y 6 Salones del Reino.

República Checa. Después de que unas inundaciones destruyeran varios hogares de Testigos, sus hermanos del país vecino de Eslovaquia colaboraron en las labores de ayuda.

Sri Lanka. Ya se han completado la mayoría de las labores de socorro que se iniciaron tras un tsunami.

Sudán. Se abasteció de comida, ropa, calzado y lonas de plástico a los testigos de Jehová desplazados como consecuencia de un conflicto bélico.

Tanzania. Debido a unas inundaciones, 14 familias perdieron sus pertenencias. Las congregaciones de la zona donaron ropa y artículos para el hogar. Además, se reconstruyó una casa.

Zimbabue. En cierta zona del país, la sequía ocasionó una hambruna. Se dispensó comida y ayuda monetaria a los afectados.

Burundi. Los refugiados están recibiendo atención médica y otros tipos de ayuda.

http://www.jw.org/es/noticias/por-region/mundiales/labores-de-socorro/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *