Eritrea : continua la persecucion

Por el derecho a la objeción de conciencia.
Presentación para la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su 61° sesión, Ginebra, 14 de marzo – 22 de abril 2005

Abraham Gebreyesus Mehreteab, se dirigió en la 61° sesión de la Comisión de Derechos Humanos de parte de la Internacional de Resistentes a la Guerra.

A continuación documentamos su declaración.

Sr. Presidente.

Represento la voz de la Internacional de Resistentes a la Guerra.

La cual, realiza investigaciones sobre la objeción de conciencia al servicio militar en muchos países. El año pasado, realizamos un informe preliminar en torno a los/as objetores/as y desertores/as en Eritrea.

En Eritrea, el derecho a la objeción de conciencia no es reconocida por ley en el presente gobierno. Algunos miembros de grupos religiosos, tal como los Testigos de Jehová, llevan detenidos más de 10 años debido a sus convicciones de rehusar el hecho de servir en el ejército. Y nunca han tenido una audiencia ante la corte de justicia. Detenciones arbitrarias, tortura, despliegue en primera fila, trabajo forzado -todos sin ninguna audiencia- han sido formas comunes de castigar a desertores/as y objetores/as.

Una forma común de castigo militar, es la de amarrar a víctimas y acostarlos en el sol por días a veces hasta por semanas. Más aún, familiares de desertores/as son amenazados/as para presionar a sus hijos/as a ir a sus unidades militares.

A pesar de que es difícil saber el número exacto, en el ejército son miles los que evaden el servicio militar y declaran su objeción de conciencia por varios mecanismos. Objetan concientemente, desertan o huyen de la dictadura militar -Muchos desertores/as están pidiendo asilo político en otros países-.

Pedimos a la Comisión de Derecho Humanos, tomar nota de las continuas violaciones en contra de objetores/as de conciencia y que se tomen medidas que sean necesarias para asegurar que los/as objetores/as de conciencia y desertores/as obtengan protección y asilo de acuerdo a la Convención de Ginebra en el estatus de refugiados.

También pedimos al Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos sobre la Libertad de Religión o de Creencias, investigar la situación de objetores/as de conciencia y otros/as miembros/as del ejército, particularmente en Eritrea.

Y, pedimos que el gobierno de Eritrea se conforme con la Resolución de la Comisión 1998/77: y en particular que:

1. Libere inmediatamente a todo/a objetor/ar de conciencia;

2. Reconozca el derecho a negarse al servicio militar por motivos de conciencia, incluyendo profundas convicciones, tales como, motivos religiosos, éticos, humanitarios o motivos similares;

3. Introducir un servicio alternativo compatible con el razonamiento de la objeción de conciencia.

Muchas gracias

Abraham Gebreyesus Mehreteab

Abraham Gebreyesus Mehreteab, es un activista en la Iniciativa Antimilitarista de Eritrea, con base en Alemania, y representa a la Internacional de Resistentes a la Guerra en la Comisión de Derechos Humanos.

http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=5031

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *