“Estamos fortalecidos”, afirman testigos de Jehová tras tragedia

Hoy se cumple un mes del suceso que dejó 14 muertos. Sobrevivientes cuentan cómo se integran después de la pérdida de sus seres queridos.

Los hermanos sobrevivientes y ancianos (líderes) de la iglesia dialogan entre risas y alegría acerca de la palabra de Dios. El bus cayó en un abismo en Copán.
Los hermanos sobrevivientes y ancianos (líderes) de la iglesia dialogan entre risas y alegría acerca de la palabra de Dios. El bus cayó en un abismo en Copán.

San Pedro Sula, Honduras.

Un mes ha pasado desde que el trágico accidente ocurrido la mañana del pasado 31 de octubre en la carretera al occidente del país, cuando 14 personas perdieron la vida, 13 de ellos miembros del Salón del Reino de los Testigos de Jehová.

Varias familias quedaron fragmentadas a raíz de la tragedia y los sobrevivientes poco a poco se han recuperado de sus heridas físicas y emocionales.

Una de ellas es Neidy Vásquez, quien a sus 14 años ha tenido que sobrellevar la pérdida de sus padres Bernardo Vásquez y Josefa Vásquez, fallecidos en el accidente.

La jovencita relata que le ha costado asimilar la pérdida de sus progenitores y que muchas veces se ha sentido débil, pero con la ayuda de la oración y el estudio de la Biblia ha superado su dolor.

“Cada vez que me siento mal le pido a Jehová que me sustente, sé la esperanza que tengo por que él me la promete a través de la Biblia”, expresa la menor. Asegura que cuando las personas le preguntan sobre cómo se siente por la pérdida de sus padres, ella aprovecha la oportunidad para predicarles. “Yo les digo que busquen de Jehová, él no fue el culpable de lo que pasó. Me recupero de mi brazo afectado y espero pronto estar bien para seguir predicando el poder de Dios”, dice.

Eunice Castillo (27) es otra sobreviviente, cuyos padres Antonio Castillo y Carmen de Castillo también murieron al accidentarse el bus que en viajaban a una campaña en la zona occidental.

“Estoy segura que veré a mis padres en el paraíso y sigo las creencias que me enseñaron. A veces los extraño, pero este suceso me ha hecho fuerte y seguiré proclamando la verdad y mantendré mi relación con Dios”, afirma. Juan Carlos Cruz (50) no viajaba ese día, pero sí su esposa María Perdomo, otra de las víctimas mortales. “A pesar de la pérdida sigo adelante con mis cinco hijos, tres de ellos menores, quienes son los que necesitan más atención, pues quedaron afectados por la pérdida de su madre. Los hermanos nos han dado ayuda, hemos recibido asistencia hasta del extranjero”, relata Cruz. David Zelaya y Norma de Zelaya, cuya hija Emely Zelaya de ocho años murió en el accidente, están residiendo en Tatumbla, Francisco Morazán, adonde se dedican a predicar el evangelio. “Mi esposa está afectada de un brazo, pero aún así estamos predicando, cumpliendo la misión que llevábamos el día del accidente . Somos seres humanos, pero con ayuda de Jehová nos recuperamos de la pérdida de nuestra hija a quien sé que volveremos a ver”, comentó David.Hugo Morales, anciano de la congregación de la colonia San Carlos, de Choloma, adonde asistía la mayoría de las víctimas, contó que los hermanos sobrevivientes no han dejado de congregarse y que ha habido un incremento de los miembros. “Algo que nos ha llenado de ánimo es que los familiares de los hermanos fallecidos se están congregando y han aceptado la doctrina de la iglesia”, comentó. Indicó que los familiares del conductor del bus en que fallecieron llegaron a la iglesia, adonde les brindaron apoyo moral y espiritual.

http://www.laprensa.hn/sucesos/772659-410/estamos-fortalecidos-afirman-testigos-de-jehov%C3%A1-tras-tragedia

Un pensamiento en ““Estamos fortalecidos”, afirman testigos de Jehová tras tragedia”

  1. Mis queridos hermanos, lamento esa trajedia que Jehová Dios los bendiga y siga fortaleciedo su confianza y fe en El

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *