La demanda contra los Testigos de Jehová por usar una foto de Centelles prescribe por antigua

Es una foto clásica de la Guerra Civil, en la que llora una mujer junto al cadáver de su marido. Los parientes del difunto creen que los Centelles querían hacer negocio.

El juzgado mercantil número 3 de Madrid ha desestimado la demanda contra los Testigos de Jehova que presentaron los hijos del fotógrafo Agustí Centelles, gran cronista visual de la Guerra Civil española.

La familia Centelles, que no tiene convicciones religiosas, pedía una indemnización de 90.000 euros a los Testigos de Jehová por publicar en su revista “Atalaya”, modificada y sin permiso, una popular fotografía que su padre hizo durante la guerra. Se trata de una imagen icónica llamada “Mater dolorosa”, que recoge a una mujer llorando junto a su marido muerto, que Centelles tomó el 3 de noviembre de 1937 en el cementerio de Lleida, tras el bombardeo de la ciudad.

La revista “Atalaya”, de los Testigos, la publicó en 1994. El juez ha dictaminado que los Centelles tienen los derechos morales y de propiedad intelectual de la fotografía, pero que la falta ha prescrito porque han pasado 18 años desde la publicación, de la que se repartieron 16 millones de ejemplares en todo el mundo. Los Centelles sólo tuvieron constancia de esta edición en 2009, cuando se lo señalaron unos detractores de los Testigos.

Se da la circunstancia de que los hijos de la mujer y el difunto protagonistas de la foto se han indignado con la familia del fotógrafo, a los que acusan de hacer negocio con la trágica historia de su familia.
La mujer es Maria Riu Esqué, llorando desconsoladamente junto al cadáver de su marido, Gabriel Pernau i Sans.
La familia Pernau emitió un comunicado protestando: “En el caso de que esta actividad no cese, los sucesores de las personas que aparecen en la citada fotografía nos reservamos el derecho a emprender todas las acciones legales que estimemos oportunas para salvaguardar el derecho a la imagen, al honor y a la privacidad de nuestros familiares”, declaraba la nota.
Los Pernau saben que la foto se ha reproducido muchas veces en muchas publicaciones y nunca han pedido nada por ello, pero el caso de los Centelles y los Testigos les ha indignado.
“Aunque nos pese, entendemos que esta foto se ha convertido en un icono del bombardeo de Lleida y, por extensión, de la Guerra Civil española. Lo aceptamos con resignación, ya que la imagen, pese a resultarnos dolorosa, aún hoy, setenta años después, sirve para denunciar la barbarie que llevan implícita todas las guerras”, señalan los descendientes del matrimonio Pernau-Riu. “Lo que de ninguna de las maneras se puede aceptar es el afán de lucro que mueve a los sucesores de Agustí Centelles”.
Antes de ir a los tribunales, los Centelles trataron de pactar una solución con la editora de Atalaya, pero los Testigos ignoraron su reclamación.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=23337&id_seccion=9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *