Logroño como testigo

Más de 4.500 testigos de Jehová han reforzado su fe durante los últimos tres días en una asamblea en la capital riojana, donde fueron bautizados 35 fieles

A pesar de ocupar Las Gaunas, sus cantos no eran los de un hincha del Logroñés. Se parecían más a los del rey David y eran de alabanza a Dios. Más de 4.500 testigos de Jehová, nombre con el que la Biblia se refiere a Él, se dieron cita en Logroño desde el viernes y hasta ayer en una asamblea de distrito, bajo el título ‘Guiados por el espíritu de Dios’.
«La reunión ha sido un éxito. Hace 27 años que no celebrábamos aquí una asamblea de esta naturaleza porque hay menos fieles (en torno a 700 en seis congregaciones), y hemos salido muy contentos», resumía Manuel Rubio. Para otro de sus portavoces, Octavio Clavijo, esta cita anual (hay una treintena al año en todo el país, con 105.000 fieles) ha servido para fortalecer la fe, recordar la importancia que tiene en su vida y buscar la manera de aplicarla.
De hecho, el drama bíblico que ayer revivieron a las 15.00 horas en una representación teatral tenía ese objetivo: «No perder el amor a Dios». Otro de los momentos más llamativos del programa fue el de los bautismos. 35 fieles, con edades comprendidas entre los 13 y los 73 años, se sumergieron en una piscina. «El bautismo no es un rito, sino una decisión libre y personal y previamente debe haber un conocimiento de la Biblia», aclaraba Rubio.
Ésta es una de las características propias de los testigos de Jehová, para quienes ciertos prejuicios, relativos por ejemplo a las transfusiones de sangre, están ya superados. «Contamos con cientos de médicos colaboradores que entienden y respetan nuestra objeción de conciencia. Hoy en día no representa ningún problema el apegarnos a esto, que es una ley que está en las Escrituras».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *