Los Testigos de Jehova… odiados y perseguidos como el espantapajaros…

Perseguidos por causa de la justicia

Tal vez usted haya oído decir a amigos o parientes que los testigos de Jehová se meten en problemas con la ley, que están proscritos por ciertos gobiernos, o que en otros sentidos son gente mala. ¿Por qué toda esta habla contraria sobre ellos?

No es porque los Testigos no respeten la ley, sino es porque siguen los pasos de Jesús. Este dijo a sus discípulos que habría hombres que los criticarían, los perseguirían y mentirosamente dirían toda suerte de cosa inicua contra ellos. Esto ocurre porque el principal opositor de Dios, Satanás, es el dios de este mundo y quisiera apartar a la gente de servir a Dios. (Mateo 5:10-12; 10:16-22, 34-39; 24:9, 10; Juan 15:1716:3; 2 Timoteo 3:12; 1 Pedro 5:8; Revelación 12:17.)

Cuando los apóstoles eran arrestados y llevados a los tribunales no era porque fueran delincuentes, hombres de violencia ni sediciosos. Era porque predicaban las buenas nuevas. Cuando el apóstol Pablo apeló de su caso a los tribunales superiores, fue para defender y establecer legalmente el derecho de los cristianos de predicar las buenas nuevas. (Hechos 4:18-20; 5:28-32; Filipenses 1:7.)

Hoy día, los testigos de Jehová son cristianos que obedecen la ley, pagan los impuestos y respetan a los que están en autoridad. Pagan a César las cosas de César y a Dios las cosas de Dios. Si surge algún conflicto entre ellos y alguna autoridad gubernamental es porque el gobierno no reconoce la obra de predicar de ellos, o debido a la posición neutral que los Testigos asumen respecto a los asuntos que surgen entre las naciones. Pero en esto los testigos de Jehová tienen que adoptar la misma posición de los apóstoles, quienes dijeron: Tenemos que obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres. (Hechos 5:29; Marcos 12:17; Juan 18:36; Tito 3:1, 2.)

Los testigos de Jehová no buscan ser perseguidos, sino que prefieren vivir una vida calmada y tranquila. No obstante, si son perseguidos debido a obedecer la ley de Dios y seguir el ejemplo de Jesucristo, lo aguantan con regocijo. (Mateo 5:10-12; Hechos 5:40, 41; 1 Corintios 4:12; 1 Timoteo 2:2; 1 Pedro 3:14, 15; 4:12-16.)

*** je pág. 29 Perseguidos por causa de la justicia ***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *