Perderá prima del Papa oportunidad de verlo en su visita a Sydney

Perderá prima del Papa oportunidad de verlo en su visita a Sydney

Sydney.

Erika Kopp, una prima de Benedicto XVI que vive en Australia desde 1955, perderá la oportunidad de ver al pontífice, debido a que su avanzada edad la obliga a permanecer confinada en su casa de una localidad cercana a Melbourne.
La mujer no ve a su pariente Joseph Ratzinger desde 1979, cuando éste era aún arzobispo de Munich; en 2005, al ser electo Papa, ella expresó su deseo de poder verlo de nuevo y la visita apostólica a Sydney parecía ser el momento ideal.
Kopp creció con Ratzinger jugando durante la guerra en Alemania. El padre de Erika era hermano de la madre del pontífice, María Ratzinger.
Kopp emigró a Australia en 1955 junto con su ahora extinto esposo, Karl.
En su momento, al saber de la elección de su primo al papado, Kopp dijo que no le sorprendió y recordó que a la edad de cinco años él había dicho a todos que llegaría a ser obispo.
Según publicó el diario local Australian Herald Sun, Erika Kopp había mandado en 2005 una tarjeta de felicitación al asegurar que para ella “será siempre Joseph” y agregó: “no sé qué cosa se le dice a un Papa”.
La prima de Benedicto XVI no es católica, sino parte de la iglesia cristiana de los Testigos de Jehová.

Notimex

http://www.tribunadeloscabos.com.mx/newpage/index.cfm?op=por&recordID=57771&seccion=Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *