Salmos sobreviven 1000 años en un pantano

Salmos sobreviven 1000 años en un pantano

Ha estado más de 1000 años en el pantano y casualmente obreros irlandeses la han desenterrado. Los expertos le dan al hallazgo una importancia similar al de los famosos manuscritos de Qumrán.

Pat Wallace, director del Museo Nacional de Irlanda, no hubiera podido imaginar ni en sus sueños más descabellados un descubrimiento tan sorprendente. Trabajadores de una obra en construcción hallaron una colección de salmos bíblicos de más de 1000 años de antigüedad que se encontraba hundida en la zona pantanosa de las Midlands.

El descubrimiento es de un gran significado. Los fragmentos en sí no son de tanta importancia, sino lo que demuestran: el hallazgo prueba la asombrosa riqueza intelectual de las primeras civilizaciones cristianas en la isla.

Sólo 20 hojas

El significado del manuscrito de la baja Edad Media es, según los expertos, comparable a los rollos del Mar Muerto que fueron descubiertos en Qumrán, en el oeste de Jordania, en 1947 y que son los documentos bíblicos conocidos más antiguos que se conservan hasta el momento.

“Nadie había encontrado algo parecido por décadas. Nos va a resultar muy difícil hallar expertos familiarizados con este tipo de material”, explica el Pat Wallace.

La colección parece una Biblia de la época de la Edad Media o un libro de salmos. Probablemente, las 20 hojas que quedan provenían de un libro fino de gran tamaño con una encuadernación de cuero, que se ha conservado.

Los arqueólogos e historiadores de la Iglesia irlandesa ya han investigado la colección de salmos. Un experto en datación del Trinity College de Dublín estima que debieron ser escritos alrededor del año 800 después de Cristo.

Los secretos de los salmos

Hasta ahora, los expertos no han podido encontrar una respuesta concluyente para explicar cómo pudo llegar la Biblia al pantano. Quizás se hayan perdido en un traslado o posiblemente fueron escondidas en la ciénaga a causa de un asalto.

Lo curioso del descubrimiento, es que algo tan frágil pudiese sobrevivir enterrado en un lodazal y que fuese encontrado antes de ser destruido. Fue esencial para su conservación que el libro estuviese cubierto por la tierra húmeda.

La colección será expuesta después de terminar con los trabajos de restauración. Pero en primer lugar, los expertos tienen que descubrir cómo pueden despegar las páginas sin dañarlas o romperlas. Según la información dada por el director del Museo, esto puede llevar meses.

Una vez que reciba un tratamiento de preservación, será expuesto junto con otros objetos de aquel período como el cálice de Ardagh y la patena de Derrynaflan.

fuente-link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *