Testigos de Jehová: ¿religión al alza?

Las Gaunas acoge hasta mañana la Asamblea de Distrito de una comunidad cristiana que para estos días prevé reunir a unos 4.500 fieles en Logroño

Las Gaunas registró ayer su segunda mejor entrada de la temporada. La primera fue en enero, con la llegada de los Reyes Magos; y la de ayer… tampoco tuvo que ver con el fútbol. El recinto municipal acoge hasta mañana una de las Asambleas de Distrito de los Testigos de Jehová, una de las comunidades del cristianismo más extendidas en España, con unos 105.000 seguidores calculados. Bajo el título ‘Guiados por el Espíritu de Dios’, este evento, de tres días de duración, recibe a unos 4.500 fieles diarios de La Rioja, Navarra, Aragón, Burgos y Soria.
«Son asambleas anuales y se celebran 29 al año en diferentes territorios del país», explica el portavoz Manuel Rubio. El título de ésta, antes citado, alude a que «en estos tiempos, la gente necesita cada vez más una guía fiable, los jóvenes no saben qué camino trazar, la situación económica es difícil…». En estas asambleas se desglosan extensos programas, que incluyen conferencias públicas, entrevistas e incluso representaciones ‘teatrales’ de escenas bíblicas o situaciones del día a día personal. La última asamblea que había acogido Logroño fue en 1981.
El estereotipo resume generalmente a los Testigos de Jehová en la fotografía de personas que recorren calles y casas, pulcramente vestidas y de educación exquisita, con una placa identificativa y la Biblia en mano. Ahondando en ello, Rubio apunta como matiz diferencial del catolicismo «el esfuerzo de hacer la Biblia nuestro principal libro, y vivir en conformidad con lo que aprendemos de ella». De ahí se deriva la máxima de que «vivimos la religión constantemente, no es un apéndice de nuestra vida diaria, un rito en un momento dado, sino que somos Testigos las 24 horas del día».
Setecientos en La Rioja
Los Testigos de Jehová han sido recientemente reconocidos como ‘religión de notable arraigo’ por el Estado. Deben su nombre al propósito de santificar el nombre con que la Biblia se refiere a Dios. En La Rioja esta comunidad reúne a unas setecientas personas repartidas en congregaciones en Logroño, Haro, Nájera, Calahorra, Alfaro y Arnedo, según datos facilitados por la Asamblea.
Estas cifras alumbran además un panorama optimista para los Testigos. «En nuestro caso, no podemos decir que el espíritu religioso esté en decadencia, sino al contrario, porque cada vez somos más, y de todas las edades», argumentan. También valoran que «la gente cada vez nos recibe mejor, con el paso del tiempo han llegado a reconocer quiénes somos y qué es para nosotros la religión». Fuera de micro, en la conversación surgen rápido palabras como ‘secta’ o ‘prejuicios’, algo que rechazan tajantemente: «Seguimos un modo de vida, que es el que define la Biblia, y lo consideramos bueno, porque nos da respuestas para todo. Vamos por las casas tratando de ayudar a la gente, sin hacer proselitismo», comenta Rubio.
La estampa de 4.500 personas llenando la tribuna principal de Las Gaunas, siguiendo sosegadamente la lectura que diferentes ponentes hacen de la Biblia en la ‘plataforma’ ubicada al borde del área, y tomando apuntes al respecto es, desde luego, del todo inusual. «Las puertas están abiertas para quien quiera venir», reza la convocatoria del acto. Tampoco falta una piscina, donde hoy tendrá lugar el bautizo público de nuevos fieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *