Tormenta de Hielo en Kentucky 2009

Tormenta de hielo en Kentucky 26 y 27 de enero 2009

Tormenta de Hielo en Kentucky 2009

Queridos amigos y familia,

Esperamos que al recibir esta carta se encuentren bien, tanto física como espiritualmente. Como todos ustedes saben, este mundo está pasando por tiempos difíciles de manejar, prácticamente en todo ámbito imaginable.

Hemos estado experimentando los efectos de la peor tormenta de hielo en la historia de Kentucky. Donde nosotros vivimos (Mayfield, Kentucky) fue una de las dos localidades donde golpeó más fuerte la tormenta. Comenzó a azotar con fuerza el 26 de Enero de este año (2009) y luego empeoró al día siguiente. Lo que realmente ocurre en una tormenta de hielo es muy distinto de todo lo que me ha tocado ver. La temperatura baja tanto que cuando comienza a llover el agua que llega a los árboles, las casas, los caminos y postes del alumbrado se congela en forma inmediata. El hielo gradualmente se pone más y más grueso al punto de que la rama de un árbol duplica su diámetro. Los árboles comenzaron a caerse de cuajo y muchos otros perdieron todas sus ramas. Estos cayeron en muchas viviendas, y los caminos quedaron cubiertos con árboles, lo que los hacía intransitables.
Muchos postes de la luz se quebraron justo en la mitad y prácticamente a todas las líneas del tendido eléctrico les pasó lo mismo o bien quedaron en el suelo. Esto significó que el 100% de la ciudad de Mayfield quedó sin electricidad y el 90% de la ciudad de Murray, también. Este problema significó quedarnos sin calefacción por semanas, y algunos días las temperaturas bajaron hasta los -14,4 C° y muchas personas cuya vida dependía de máquinas para respirar no tuvieron solución. Además, cañerías de volumen grande que transportaban agua se congelaron y se rompieron, por lo tanto la compañía de aguas tuvo que cortar el suministro principal dejando a muchos sin agua. Los que tenían un pozo no pudieron sacar agua ya que su motor no funcionaba. Esto implicó que no había agua en baños ni duchas, tampoco para beber ni cocinar, o para limpiar. Acá no tenemos ríos o lagos para ir a llenar baldes con agua, a menos que se viajara una hora de camino.
Todas las tiendas de abarrote estuvieron cerradas por días (incluso tiendas de gran tamaño) y cuando lograron abrir usando generadores, gran parte del alimento se había descompuesto y muchos de los camiones que traían alimento para abastecer a las tiendas se quedaron atrapados en el camino debido a todo lo que cayó en la carretera. Las gasolineras estuvieron cerradas por días y todos los Bancos igualmente cerrados.
Los hospitales no tenían capacidad para hacer funcionar las máquinas para ayudar a la gente que lo requería. Había una sola tienda (llamada Lowe) en la ciudad de Murray que estaba preparada y tenía un generador que duraba 5 días.
Fuimos a esa tienda en busca de algo para calefaccionarnos, pero ya no quedaba nada, no habían estufas a gas ni a parafina. No había velas, no quedaban ni siquiera esas cocinillas para hacer camping. Tampoco quedaba agua ni alimento
El Presidente Obama declaró Kentucky zona de catástrofe. El temor de la gente comenzó a aumentar y esto se hizo evidente en su actitud de avaricia. FEMA (Una agencia de gobierno) envió tropas armadas para controlar el saqueo y ayudar con la organización y limpieza. Se envió además un grupo de eléctricos provenientes de varias partes del país.
En un principio dijeron que tomaría 2 semanas para que parte de la población quedara con electricidad y agua. Ahora están diciendo que debido a lo extenso del daño, ciertas personas en el área rural quedarán sin electricidad ni agua en 8 semanas.

Cuando finalmente una tienda de abarrotes abrió con la ayuda de un generador, los cajeros automáticos y las tarjetas de ayuda de gobierno para cobrar alimentos no funcionaron. Las filas dentro de esta tienda, apenas iluminada, iban de un extremo al otro.
Decidimos entrar para ver si podíamos conseguir algo pero ya no quedaba prácticamente nada. Los estantes de los pasillos estaban casi vacíos, salvo por productos para aderezar las ensaladas, si es que a uno le daban ganas de comérselos o tragárselos así, sin ensalada J. Cuando las gasolineras abrieron había policías varones en labores de vigilancia de las largas filas de autos ya que se habían producido muchas peleas. Tampoco funcionaban los teléfonos celulares ni los teléfonos residenciales. Los hermanos no podían comunicarse con sus familiares de otras partes y los ancianos tampoco podían llamar a la sucursal o al superintendente de circuito. Sin embargo, una vez calmado un poco el shock, mucha gente se dio cuenta que aun tenían bencina como para viajar unos 45 minutos hacia el sur para poder usar sus teléfonos celulares y así llamar a la sucursal o a familiares y conseguir enseres. Nosotros decidimos optar por hacer esto.
Lamentablemente cuando llegamos allá ya no quedaban enseres importantes tales como agua enbotellada, comida en lata, y artefactos para calefaccionarse. Decidimos ir a la tienda de Lowe y nos inscribimos en una lista de espera para conseguir una de las estufas a parafina que al parecer venían en camino desde Texas. La dejamos pagada y volvimos al día siguiente a la hora que nos indicaron.
Lamentablemente mucha gente que ni siquiera se había inscrito en la lista de espera se fue a la parte de la trastienda mientras el camión descargaba las estufas y se metieron al camión a llevarse las estufas… ¡mientras las estaban descargando! El personal de la tienda Lowe logró recuperar 12 estufas. Quedaban 54 personas esperando su turno para que les entregaran su estufa que ya había sido pagada. Debido a lo ocurrido, nos tocó ver a mucha gente llorando, gritando. Comenzaron a lanzar groserías a la gerente del local hasta el punto de hacerla llorar hasta abandonar el lugar. Fue horrible cómo reaccionaba la gente desamparada.

Hubo gente que murió debido a los gases tóxicos al usar incorrectamente algún generador o estufa a gas. Mucha gente que usaba estufas a parafina despertó con severo dolor de cabeza. Hubo bebés que murieron por congelamiento.

A pesar de todo, nuestros hermanos se cuidaron mutuamente. Nos alegra el corazón informarles que ningún individuo de la congregación pasó una noche con frio o soledad. Nos mudamos de casa unos con otros y compartimos lo que había disponible. ¡Fue una experiencia muy fortalecedora para nuestra fe! Una hermana que es mamá sola y es de nuestra congregación recibió la visita de 4 ó 5 familias y una vez que volvieron las líneas telefónicas notó que tenía muchos mensajes preguntándole si estaba bien. Además visitamos a los estudios y las revisitas. Esta fue una experiencia de enriquecimiento también. Ahora sabemos lo que realmente debemos poner en el bolso que nos dijo la organización que debemos tener J. Mucha agua, comida en lata, una cocinilla de camping con su tanque de gas, una cortadora de leña, papel higiénico y algo que nos sirva para calentarnos, parafina, gas o leña seca.

Nos fuimos a Memphis, Tenesse por 2 días junto a Kelly y otra familia y logramos quedarnos con los hermanos allá. También pudimos escuchar un discurso de una congregación del área de desastre por teléfono. Al anciano dijo: “Ahora podemos entender mejor el texto de Mateo 24:20: ‘Sigan orando que su huida no ocurra en tiempo de invierno.’”J Luego dijo: “Que es lo único que no debemos olvidar en caso de desastre?… nuestra confianza en Jehová, él nos ayudará.” Dijo que ser parte de la organización de Jehová es una protección real, una muestra de ello fue que nos preocupamos por todos y nos aseguramos que todos fueran contactados y recibieran ayuda. Una señora mayor del territorio dijo que nadie de su iglesia la había ido a visitar en una semana, pero como ella estudiaba la Biblia, una hermana estuvo dispuesta a usar su escaso y preciado recurso de bencina de su auto para visitarla. La señora se sintió impresionada y agradecida. Luego dijo el hermano: “Asegurémonos de contactar a cualquiera que esté relacionado con la congregación. Esto incluye a los inactivos y a los que estudian la Biblia.” Dijo además que si todavía algunos no habían preparado un bolso con un kit en caso de desastres o aun no habían entregado su número telefónico y dirección. ¡YA es el momento de obedecer esta instrucción! Justo ahora es tarde pero al menos podemos prepararnos para el próximo desastre. Dijo que si nosotros decidiéramos abandonar nuestra casa entonces es importante dejar una nota en la puerta o en el Salón del Reino indicando nuestro paradero y si hay algo que necesitemos. Dijo: “esto es lo mejor que nos ha pasado ya que en realidad pensamos que estábamos preparados para un desastre pero en realidad no lo estábamos. Ahora sabemos que más tenemos que hacer.” Otro anciano de otra congregación también dio un discurso y dijo en un tono solemne: “He dormido muy poco… Hermanos, estamos afrontando un desastre. Las antenas de teléfonos celulares están diseñadas para seguir funcionando…NO FUNCIONARON. Se rompieron las cañerías del agua. Los generadores que venían de Atlanta no lograron llegarnos en muchos días. No hay agua, electricidad y fugas de gas. Los caminos están intransitables. Esto ha ocurrido en tan solo 2 días de una tormenta de hielo. Imagínense el poder de Jehová en Armagedón. Proverbios 22:3 dice ‘Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse.’ El esclavo fiel y discreto nos advirtió y preparó para ello, HEMOS PRESTADO ATENCIÓN?”
Agradecemos a Jehová por la experiencia aprendida! También esperamos que nuestra experiencia pueda ayudar a nuestros hermanos en otras áreas del mundo que aún no han tenido que pasar por este tipo de desastre, y reitero: aún. Por favor prepárense y prepárense para compartir! No es tan caro comprar agua embotella da cada vez que uno va de compras. Y recuerden confiar en Jehová y apegarse a su organización y siempre ayudar a nuestros hermanos. Las cosas empeorarán.
La gran tribulación sera mucho peor que cualquier cosa que hayamos experimentado. JEHOVÁ NOS ESTÁ PREPARANDO AHORA! PRESTEMOS ATENCIÓN a su consejo mediante el esclavo fiel y discreto. Luego se sentirán felices de haberse preparado. No solo debemos preparar nuestro kit de emergencia con lo necesario, sin embargo nuestro corazón y nuestra mente. NO es fácil vivir con otras personas por períodos prolongados de tiempo, por lo tanto debemos trabajar en desarrollar el fruto del espíritu ahora para que a nuestros hermanos se les haga fácil estar con nosotros en tiempos de angustia.
Una actitud negativa solo causa amargura y desunión así es que debemos luchar en forma constante contra esta tendencia ahora. Si prestamos atención a Jehová todos nos encontraremos a salvo. A todos les enviamos nuestro amor!!
Nuestro tiernos cariños para ustedes,
Familiam Relyea

Fuente : Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *