Una técnica pionera permite reciclar y ahorrar sangre en operaciones infantiles

Una técnica pionera permite reciclar y ahorrar sangre en operaciones infantiles
El hospital La Paz de Madrid implanta un sistema que evita las transfusiones a menores – Colectivos como los Testigos de Jehová, que no aceptan recibir plasma de otras personas, pueden ser operados con el suyo reutilizado

Esther S. Sieteiglesias
Madrid- Reciclar la propia sangre salva vidas. No sólo porque es una forma de conseguir plasma en momentos complicados, en los que puede haber carencias, sino porque puede acabar con una controversia, en la que se mezcla lo médico y lo religioso, que es la del rechazo de los Testigos de Jehová a recibir transfusiones. (…). En el Hospital madrileño de La Paz se ha implantado este sistema revolucionario, el reciclaje de la propia sangre, que junto a otras técnicas consigue que la sangre pueda ser sustituida, o disminuida su necesidad, a la hora de entrar en un quirófano.
   Y es que la sangre en España se está convirtiendo en un bien escaso y caro. Si bien es verdad que cada vez es más segura, los tests que se aplican a la sangre donada para hacerla más eficiente y que se reduzca el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas la encarecen bastante. Además, las intervenciones quirúrgicas son cada vez más complicadas y, por tanto, la demanda de sangre de banco crece. Por todos estos motivos, se tiende a buscar formas de cirugía sin sangre cada vez en más hospitales para todo tipo de pacientes, especialmente niños.
   Donación preoperatoria
   El Hospital Infantil La Paz de Madrid comenzó a implantar en 1998, un programa de ahorro de sangre bajo la iniciativa del doctor Patricio Bourgeois. En la actualidad, es posible evitar la transfusión alogénica (de un donante) mediante varias formas. La primera y la más barata es adoptar una política transfusional restrictiva, con una mayor tolerancia a la anemia. Se ha demostrado que «no ocurre nada si se bajan los valores de hemoglobina». «Con esto te puedes ahorrar hasta un 40 por ciento de las transfusiones sanguíneas», asegura el doctor Antonio Pérez del Servicio de Anestesia infantil del Hospital La Paz. «La sangre es cada vez más segura y cada vez más cara», añade. Otro método es programar las intervenciones con mucha antelación.
   Una tercera forma es emplear métodos de autotransfusión como la «hemodilución normovolémica aguda» (HNA) dentro de quirófano: la recuperación de sangre que debe asociarse a técnicas farmacológicas, anestésicas o quirúrgicas para reducir la hemorragia durante la cirugía. También es posible realizar una donación preoperatoria por parte del propio paciente. En último lugar, se puede recurrir al uso de fármacos como la eritropoyetina (EPO) para conseguir un aumento de la masa eritrocitaria, es decir, el número de glóbulos rojos, para así reducir la probabilidad de transfusión sanguínea.
   El uso de las técnicas anteriores es común en la cirugía del adulto, pero rara vez los hospitales lo aplican a los niños. A partir de 2004, en La Paz comenzaron con técnicas como la donación de sangre autóloga preoperatoria (DAP).
   El sistema DAP es común en adultos. Consiste en la donación de varias unidades de sangre durante las semanas previas a la cirugía. Esta sangre se guarda en el banco del hospital y se transfunde al paciente en caso de que lo necesite. Pero en niños, de acuerdo con el doctor Pérez, es mucho más complicado debido «al acceso venoso más difícil y al límite de la capacidad de comprensión y cooperación del menor y su miedo a las agujas que suele exlcuir a los de peso inferior a 20 kilogramos».
   Pero en La Paz ya tienen una experiencia acumulada de más de 300 pacientes pediátricos, todos intervenidos en las complicadas cirugías de escoliosis. Este servicio de ahorro de sangre ha servido para extender estas técnicas a otras operaciones, como la ortopédica y la neurocirugía.
   
   EPO en bebés
   La EPO es una hormona que produce el riñón y actúa sobre la médula ósea para que produzca mayor cantidad de glóbulos rojos. Se administra a los pacientes por vía intravenosa o subcutánea para evitar una transfusión. En cuanto al uso de la EPO en menores, La Paz es uno de los centros pioneros, incluso se ha llegado a utilizar en bebés, con éxito. El poco peso de los pacientes hace que, como el fármaco se dosifica en función de la masa corporal, el tratamiento sea mucho más barato.
   En cirugía de la escoliosis es una de las operaciones en las que se emplea el «reciclaje» de sangre. La enfermedad se produce cuando se curva anormalmente la columna vertebral. La Paz es el centro de referencia nacional para esta patología en niños. Durante la operación, se pierde mucha sangre, pero en este centro se lleva a cabo un plan de ahorro de sangre individualizado para cada paciente. Así, en función de cada intervenido y de la cirugía a la que será sometido diseñan un calendario de aplicación de los diferentes métodos de ahorro de sangre en la consulta de Anestesia.

http://www.larazon.es/noticias/noti_soc8665.htm

2 pensamientos en “Una técnica pionera permite reciclar y ahorrar sangre en operaciones infantiles”

  1. a la primera persona que operaron el pasado dia 20 de junio de 2006 en la paz con esa nueva técnica fue a claudia ochoa que acabo de hacerla una visita alli a la paz y esta muy bien ya no le duele casi pero todavia no le han dado el alta. Tiene mucho mérito porque a pesar de lo que ha vivido sigue sonriendo. Un beso enorme claudia ochoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *