“Una transfusión sanguínea no era la solución” para la Testigo de Jehová que murió en Concordia

Lo aseguró Luis Balocco, un Testigos de Jehová, quien explicó a Oíd Mortales: “no se puede decir que falleció por falta de sangre, la realidad es que tenía los pulmones absolutamente deteriorados”.

Tras la muerte de Iris Fracalossi, una Testigo de Jehová de Villa del Rosario, quien prefirió morir a recibir una transfusión sanguínea, desde el programa Club de Amigos, que se transmite los sábados, de 8 a 10, consultaron a un creyente respecto al rechazo hacia las transfusiones sanguíneas. Aclaró que existen alternativas que se pueden emplear y que no siempre la transfusión es la mejor opción.

“Como testigos de Jehová se nos reconoce como estudiantes de la Biblia y nos esforzamos por vivir de acuerdo a lo que aprendemos de ella, de aplicar lo que enseña y hay leyes específicas de parte de Dios como, por ejemplo, la de abstenerse a la sangre”, explicó Balocco.

Detalló que “hay un texto básico, que es el de Hechos 15. 28,29 de la Biblia, que habla acerca de abstenerse de fornicación, de ídolos y de sangre. Entonces, nosotros en obediencia a ese mandato y como nos esforzamos de vivir lo que pensamos y hacer la voluntad de Dios, no nos transfundimos sangre porque es una ley de Dios y está en la Biblia”.

¿Tampoco permiten una autotransfusión?

“Sí, está lo que se llama hemodilución normovolémica, que es una autotransfusión. Eso consiste en que a un paciente, por ejemplo, se le aplica, como se ha hecho en varios casos, un litro y medio de una solución que es para mantener la presión arterial, se retira de su cuerpo, a través de la arteria carótida, la misma cantidad de sangre, se deposita en bolsas estériles, que están unidas y selladas, pero que nunca corta el circuito, nunca se extrae la sangre fuera de su cuerpo totalmente. Se practica la cirugía, quiere decir que el paciente cuando pierde sangre, la pierde diluida, no es pura. Entonces, cuando se va terminando la operación, se reinfunde nuevamente esta sangre, que estaba depositada en las bolsas estériles”, explicó.

“Esta es una alternativa para el caso de cirugías programadas. También hay alternativas para mantener el nivel de glóbulos rojos, como lo es una sustancia que se aplica para fomentar su producción en la médula ósea. Entonces, cuando el paciente va a ser sometido a una cirugía y está con nivel bajo de glóbulos rojos se usa este sistema para levantarlo”, describió.

Hablando de costos

“La autotransfusión no es para nada costosa, solamente son 3 bolsas estériles que se usan y el método que tiene que conocer el médico, que de hecho lo conoce. Cuesta muy poco”, resaltó y agregó que con respecto a la sustancia que se usa para levantar el nivel de glóbulos rojos, indicó que “se consigue en cualquier farmacia. Nosotros tenemos un depósito de medicamentos, por lo cual contamos con ellos, para poder proveer a nuestros hermanos”.

“Cuando hay un caso de un Testigo de Jehová que necesita ese tipo de medicamentos se comunica con nosotros, que tenemos un comité de enlace con hospitales, gente que se prepara dentro de los miembros Testigos de Jehová para poder hablar con los médicos, exponerles estos métodos alternativos y comunicándonos con uno de ellos podemos acceder a estos medicamentos.

Caso Iris Fracalossi

En el caso concreto de la mujer de Villa del Rosario que falleció en el sanatorio Garat, con un cuadro severo de neumonía. La mujer necesitaba una transfusión porque estaba con bajo nivel de glóbulos rojos: ¿Por qué en este caso no se pudo utilizar alguna de las alternativas planteadas anteriormente?

“En primer lugar, ella tenía un documento firmado ante escribano público, que es una directriz que la puede firmar cualquier argentino mayor de 18 años. Es un formulario de declaración de disposición en vida, donde la persona expone, en su sano juicio, qué tratamiento quiere recibir y cual no, ese es el derecho de cada paciente”, remarcó.

Señaló que “ella tenía firmado ese documento, en el que exponía que, por convicciones religiosas no quería aceptar una transfusión, llegada a la situación a la que llegó?.

“Con respecto a por qué no se hizo la transfusión, hay que tener en cuenta una cosa: no se trata de sangre o muerte, hay otras alternativas que en ella se usó; pero hay que dejar en claro que el motivo de su fallecimiento tuvo que ver con la neumonía bilateral severa que ya tenía. Tenía una infección muy alta, se trató con antibióticos, no dieron resultados, entonces este cuadro se fue haciendo cada vez peor. Una transfusión sanguínea no era la solución”, manifestó.

“Una transfusión en ese momento le bajaba el sistema autoinmune. O sea, que podría haber sido peor todavía el cuadro, eso se lo puede corroborar un médico. Además, no era una garantía que poniéndole sangre a una persona se salve”, aseguró.

“Tenemos que tener en cuenta también la voluntad de ella”, resaltó y ejemplificó: “una persona que tiene cáncer y no quiere hacerse tratamiento de quimioterapia, no lo hace. Es su decisión. No es fanatismo, somos personas muy razonables, vamos a los médicos, no vamos a curanderos ni creemos en curación por Fé. Es más, aportamos y recurrimos a los médicos”.

http://www.elentrerios.com/index.php/provincia/informacion-general/32219-una-transfusion-sanguinea-no-era-la-solucion-para-la-testigo-de-jehova-que-murio-en-concordia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *