Y predicarás la palabra de Dios

El nuevo Salón del Reino de los Testigos de Jehová que se ha instalado en el Polígono Industrial El Aljoroque de Antas, se pudo visitar en una jornada de puertas abiertas en grupos de 30 personas.

En el Polígono Industrial El Aljoroque de Antas, entre talleres, fábricas, camiones y almacenes, se ha levantado recientemente una Casa de Dios. Un gran cartel identifica el Salón del Reino de los Testigos Cristianos de Jehová, un proyecto que se gestó en el año 2006 tal y como relata Alberto Vargas, excelente y amable guía que acompañó a Diario de Almería durante el recorrido por la resplandeciente factoría de almas en la Jornada de Puertas Abiertas celebrada ayer para dar a conocer las instalaciones y la obra de los Testigos de Jehová. Señala Alberto “que muchos arquitectos y técnicos que han participado en el diseño de la edificación son del mismo Antas y la verdad es que el Ayuntamiento de Antas ha colaborado muchísimo facilitando todos los trámites, estamos muy agradecidos por su buena colaboración”. Dejó cantado Romero San Juan que ‘Dios hizo el mundo en seis días’ y los Testigos de Jehová construyeron el Salón del Reino de Antas en dos fines de semana. Desde Jaén, Almería, Granada, llegaron más de cuatrocientos Testigos de Jehová que, bajo una sincronizada organización, trabajaron hasta terminar el edificio.

Más de trescientos cincuenta Testigos de Jehová, las congregaciones de Huércal-Overa, Vera y Mojácar, ésta última fundamentalmente británica, aunaron esfuerzos y entre todos se pudo comprar el terreno y edificar el Salón. Destaca Alberto que “se ha hecho un gran esfuerzo porque todo el edificio sea apto para personas con dificultades físicas”. Efectivamente no hay escaleras, los escasos desniveles se salvan con rampas. Una característica llamativa de los Testigos de Jehová es que tras cada reunión todos contribuyen y colaboran en mantener y limpiar el edificio. Para ello, a la entrada, hay una dependencia con todos los utensilios de limpieza.

Alberto Vargas, que ha aprendido a hablar rumano, como otros Testigos han estudiado incluso el idioma chino, indica el mostrador de publicaciones “puesto que como es conocido, los Testigos de Jehová predicamos y distribuimos muchas publicaciones”. Publicaciones en todos los idiomas posibles para alcanzar los doscientos treinta y cinco países en los que se efectúa la obra de los Testigos. Pero, ¿cuál es la obra de los Testigos de Jehová? En su Salón de reuniones no hay imágenes, ni crucifijos, no se celebran ceremonias, no se pasa el cepillo, cada persona deposita en una caja la cantidad de dinero que quiera. No reciben ni un euro de ninguna entidad, todo se sufraga con las contribuciones.

¿Son ustedes católicos? “No, somos cristianos. Seguimos el ejemplo de Jesucristo”. ¿Qué diferencias significativas existen entre Testigos de Jehová y católicos? “Hay muchas diferencias, una de las principales es que no hay una clase clerical y una clase subordinada, nadie cobra un salario. Todos los Testigos predicamos, cumplimos las mismas normas, todos participamos en la Reunión, no hay ningún título honorífico que identifique a alguien en un rango superior. Todos somos hermanos según las palabras que usó Jesucristo. Otra de las diferencias es que aplicamos todo lo que enseña la Biblia, así que por eso estudiamos la Biblia, la estudiamos y la enseñamos a otros; por eso predicamos, por un mandamiento de Jesucristo. Hay muchos detalles en cuanto a las diferencias”. Alberto Vargas responde a todas las preguntas con calma y subraya el respeto de los Testigos de Jehová a cualquier creencia religiosa.

http://www.elalmeria.es/article/almeria/1107328/y/predicaras/la/palabra/dios.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *